Articulistas

Cuba en la conciencia

Cuba en la conciencia

Juan Taveras Hernández

He defendido la revolución cubana -y sus logros- desde muy joven. Hoy, que no lo soy tanto, la sigo defendiendo como un principio frente a los constantes atentados en su contra no sólo por los Estados Unidos que históricamente ha pretendido engullirla como una sardina, sino contra sus enemigos internos -que unidos al imperio- han tratado de socavarla y destruir esa obra maravillosa del pueblo.

En la reunión de los intelectuales celebrada en 1961 el comandante Fidel Castro definió el papel y los alcances de la revolución frente a los intelectuales. Dijo, entre muchas otras cosas, de manera brillante: “Permítanme decirles en primer lugar que la Revolución defiende la libertad, que la Revolución ha traído al país una suma muy grande de libertades, que la Revolución no puede ser enemiga de las libertades; que si la preocupación de alguno es que la Revolución vaya a asfixiar su espíritu creador, que esa preocupación es innecesaria, que esa preocupación no tiene razón de ser”.

La obra artística durante los más de 60 años de la Revolución habla por sí misma. Como nunca antes en la historia del pueblo cubano florecieron tanto las artes, porque la Revolución ha permitido que florezcan las creaciones artísticas y culturales. La Revolución ha sido también cultural, jugando un papel en la música, el cine, la pintura, la danza, etc. Enfrentando el bloqueo que no solo ha sido económico, ha sido, por igual, político y cultural.

Y más, el comandante dijo unas palabras lapidarias que el pueblo cubano, que los intelectuales revolucionarios cubanos de hoy no pueden olvidar ni por un momento: “Esto significa que dentro de la Revolución, todo, contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir. Y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie -por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la nación entera- nadie puede alegar con razón un derecho contra ella. Creo que esto es bien claro.”

Y añade Fidel frente a los intelectuales de 1961: “¿Cuáles son los derechos de los escritores y de los artistas, revolucionarios o no revolucionarios? Dentro de la Revolución, todo, contra la Revolución, ningún derecho”.

No se trata de un descubrimiento del comandante Fidel Castro. Es la lucha constante de lo nuevo y lo viejo. Lo mismo ocurrió con las revoluciones burguesas y el capitalismo en contra del feudalismo. Cada sistema lucha por existir. En el caso del capitalismo lo ha hecho a sangre y fuego asesinando a miles de millones de seres humanos. Lo mismo el esclavismo.

Estados Unidos les ha hecho la guerra a todos los países del mundo; en América Latina y el Caribe ha patrocinado todos los golpes de Estado, todas las dictaduras.

Por: Juan Taveras Hernández ([email protected])

El Nacional