Democracia y gobernanza

edi


Los partidos concluyeron el viernes una intensa jornada de negociación para concertar alianzas electorales e inscribir candidaturas para alcaldes y regidores ante las 158 juntas electorales, con lo que formalmente se inicia la campaña electoral correspondiente a las elecciones municipales de febrero de 2020.

Organizaciones políticas de concepciones ideológicas disímiles o antagónicas lograron alcanzar acuerdos parciales para llevar candidaturas conjuntas en determinadas provincias o municipios, lo que refleja un nivel de fortaleza de la democracia y mayor comprensión y respeto de la unidad en la diversidad.

En las ofertas de candidaturas presidenciales confluye un tipo de alianza partidaria que se bifurca cuando se trata de arreglos para unificar boletas municipales o congresuales, por lo que un partido podría respaldar al candidato presidencial de otra organización y a la de legislador o alcalde de un tercer partido.

Las elecciones municipales revisten gran importancia para la democracia y la gobernanza, por lo que se requiere que el poder municipal salga fortalecido de ese certamen cívico, que se convoca en forma separada de las presidenciales y congresuales.

La clase política parece haber asimilado la importancia de concertar alianzas para poder alcanzar objetivos electorales en base a la sumatoria de voluntades, en tanto que los electores tendrían un catálogo de aspirantes mayores y más diversas opciones para emitir un voto de calidad.

Los municipios representan la mayor cercanía e interacción del Estado con la ciudadanía, razón por la cual los partidos están compelidos a inscribir en sus respectivas boletas a sus más calificados recursos humanos, en el entendido de que el votante de hoy es mucho más exigente y acucioso al momento de sufragar.

Por las ofertas presentadas y por las difíciles o complejas diligencias que arribaron a alianza o acuerdos electorales se admite que finalmente la clase política ha entendido que los poderes del Estado deben reflejar equilibrio, competencia e idoneidad.

Aunque falta mucho trecho por recorrer, satisface saber que los partidos políticos han cumplido satisfactoriamente con la primera fase de escoger e inscribir sus candidatos a alcaldes y regidores, lo que también representa una buena noticia para la democracia y la gobernanza.