Cójanlo

Desaire de Haití

Desaire de Haití

Al margen de que haya rechazado un primer donativo de la vacuna Astrazeneca, tiene todas las características de un desaire que Haití no recibiera las 100 mil dosis proporcionadas por el Gobierno dominicano para inmunizar a la población contra la covid.

Desde que se anunció el donativo, la vecina nación pudo advertirles a las autoridades dominicanas que no aceptarían las inyecciones de la marca Astrazeneca.

De esa manera el Gobierno dominicano, que también falló si no precisó los detalles de la operación, tendría tiempo para cambiar la marca de las dosis.

No parece que con todos los conflictos que lo abruman la vecina República esté en condiciones de poner requisitos a medicamentos que, si bien generaron problemas en principio, hoy se han utilizado con mucho éxito en diferentes países.

El gesto de Haití no fue diplomático, a menos que haya advertido previamente a República Dominicana, que dicho sea de paso en todas las circunstancias ha sido muy solidario con su población.

Este país no solo ha servido de refugio a cientos de miles de haitianos legales e ilegales, sino que en los momentos de angustia, como los provocados por huracanes e inundaciones, ha sabido estar presente.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos