Detalles



Dictadura tenemos…

Es evidente que la cúpula del PLD pretende continuar en el poder valiéndose de cualquier medio, incluyendo el abuso de poder.

Y digo la cúpula, porque Leonel Fernández tampoco ha dicho nada sobre las violaciones y atropellos contra la doctora Miriam German y la manera abiertamente politizada como se seleccionó el cuerpo de magistrados de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Tampoco ha criticado la reciente agresión de Pared Pérez contra el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Evidentemente, esas acciones contra nuestra Constitución no preocupan a Leonel, puesto que él es su “guardián”, pero solo para que Danilo Medina no pueda reelegirse, aunque él sí, ¡y por cuarta vez!
El autoritarismo y la arbitrariedad son consecuencias lógicas de la manera en que los jefes del PLD han acumulado tanto poder político y económico. Acumulación basada en el desfalco del erario, tráfico de influencias y la violación impune de las leyes.

El despliegue y vigencia de ese enorme poder es ya incompatible con un régimen de derecho, basado en jueces y fiscales independientes. El pavoneo de Reinaldo y sus pares danilistas depende desesperadamente de poder pisotear o alargar las leyes con garantía de impunidad; e igual Leonel Fernández y buen número de sus colaboradores.

La aberración es tan grave que ya ninguno de los dos equipos– Leonel- Danilo – se atreve a confiar en algún tercero de su propio partido. La alternancia de cualquier signo es su cuco, tiemblan.

La continuación de ese tipo de régimen crea peligrosas distorsiones en nuestro cuerpo político, y genera tensiones y resentimientos que se acumulan y terminan en violencia e inestabilidad.

En América Latina, todos los países que han pasado por largos reinados de un solo grupo político al final han desembocado en confrontaciones e inestabilidad: Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Argentina y el propio México a la caída del PRI son ejemplos elocuentes.

Ahora bien, frente a esa determinación continuista y autoritaria de la cúpula del PLD, la gente espera que la oposición política y el PRM muestren superior voluntad unitaria y una resuelta disposición a enfrentar esos vientos dictatoriales, en cualquier terreno.