Editorial Opinión

Dinero atrae ladrones

Dinero atrae ladrones

El circulante se incrementará notablemente en diciembre con la inyección de mucho más de cien mil millones de pesos en pagos de regalía y salario regular en los sectores público y privado, así como RD$25 mil millones aprobados por la Junta Monetaria para financiar con baja tasa de interés a sectores afectados por las recientes lluvias e inundaciones.

A ese aumento de liquidez se agrega el anuncio del presidente Luis Abinader, de que el Gobierno entregará un bono navideño de RD$1,500 en favor de 2.5 millones de personas, que podrán utilizarlo en compras navideñas, distribuidos a través de una tarjeta del Banco de Reservas o mediante acceso a un portal oficial.

La suma del salario 13 y el sueldo regular en la administración pública y sector privado supera los 100 mil millones de pesos, sin incluir bonos por utilidades que otorgan las empresas, en tanto que el Banco Central precisó que a la nueva Facilidad de Liquidez Rápida, por RD$25,000 millones, se agregan otros 22 mil millones disponibles aun en la banca de intermediación financiera.

El sistema financiero dispone, pues, de 44 mil millones de pesos para facilitar créditos a una tasa de interés no mayor del 9 % y plazo entre dos a cinco años, en favor de los sectores agropecuario, comercio, construcción, hogares y mipymes, recursos que una vez contratados se agregarían al circulante.

Pese a ese previsible aumento en el circulante, los consumidores incrementaron su nivel de endeudamiento a través de las tarjetas de crédito durante el fin de semana del “Black Friday”, al adquirir bienes o contratar servicios por RD$11,727.6, un incremento interanual de 23.6 por ciento.

Las autoridades asocian el aumento de las transacciones con dinero plástico a un mayor consumo privado y al incremento de la actividad comercial, aunque también podría decirse que los consumidores agotan su capacidad de crédito, inducidos por atractivas ofertas o porque carecen de otras fuentes de liquidez.

A lo que se aspira es a que la banca comercial agilice los financiamientos con bajas tasas de interés que ayuden a mitigar los daños causados por el disturbio tropical y a rehabilitar hogares y negocios que fueron severamente afectados. También a que el Gobierno garantice que el bono navideño no se extravíe en el camino.

A las autoridades corresponde impedir la comisión de robos, atracos, homicidios, fraudes o cualquier otra expresión de delincuencia y criminalidad, en tanto que la ciudadanía está compelida a actuar con previsión y moderación, especialmente al momento de realizar cualquier tipo de transacción financiera. Dinero atrae ladrones.

El Nacional

La Voz de Todos