Articulistas

¡Eso no es cambio!

¡Eso no es cambio!

Narciso Isa Conde en su Residencia de Santo Domingo

Abinder tiene el mérito de designar a Miriam Germán en la  Procuraduría General de la República por impacto de Marcha Verde.

Pero tiene el demérito de colocar la oligarquía capitalista en funciones ejecutivas, aliarse y proteger grandes empresarios y exjefes de PN corruptos, y rehabilitar la opción  de Leonel y su claque. Cambió la PGR, pero no el Estado. En educación siguió  la pésima calidad de la enseñanza.

Más de lo mismo y si Fulcar no cae preso habrá que meter a quienes lo protegen… ¡Eso no es cambio!

Acertó Abinader comprando a tiempo gran cantidad de vacunas, pero se dejó engañar por las Farma-Corporaciones Occidentales; mientras el predominio de los negocios de los ricos sobre la salud colectiva provocó un volumen de contagios, muertes y enfermedades que pudieron evitarse.

Salud no es solo vacunar contra covid (algo importante), pues lo que pasa con las ARS y AFP privadas, con el auge de la salud como negocio y la privatización del sector, conforman un sistema de salud y seguridad social abusivo,  extorsionador y dañino. ¡Y eso no es cambio!

Asistencialismos y subsidios son propios del neoliberalismo  y nunca resuelven el empobrecimiento crónico y las desigualdades escandalosas.  Los subsidios crecen porque crecen las penurias del pueblo, pero  ellos van detrás de necesidades crecientes, mientras es evidente la incapacidad gubernamental para contrarrestar la inflación importada y local. El empleo repuesto es de más baja calidad y el trabajo informal ¡Eso no es cambio! Tantos palazos, picazos, pasarelas, show mediático y tan pocos resultados… que Homero y De Vengoechea están  quemando a Abinader al tiempo que se están achicharrando.

 Con Abinader el poder constituido es cada vez más machista, la violencia contra la mujer agobia, los feminicidios crecen, los atropellos a haitianas embarazadas no cesan, tres causales fueron traicionadas. 

El Presidente, las cúpulas eclesiales, los congresistas y el Tribunal Constitucional, se han confabulado contra las mujeres. ¡ Y eso no es cambio!

 Dos años de capitalismo gansteril, coloniaje gringo, neoliberalismo duro, racismo, machismo, xenofobia, homofobia; con crisis ambiental, violaciones de derechos y auge de la criminalidad se han agregado al desastre mafioso de los dos PLD.

Abinader y la oligarquía tienen dos años restaurando la colonia y reimpulsando un Estado religioso, racista y profascista intervenido por Estados Unidos.

Cambiar una derecha por otra derecha no es cambio. Esta institucionalidad hay que cambiarla de raíz, comenzando por ejercer en gran escala democracia de calle para emprender un proceso constituyente transformador del poder establecido y de la propia sociedad.

Narciso Isa Conde

Narciso Isa Conde