Articulistas

Generalidades

Generalidades

Teatro Nacional: 48 años de arte y cultura

Si hablamos de un escenario que conjuga a la perfección el arte y la cultura, tenemos que hablar del Teatro Nacional Eduardo Brito, uno de esos pocos lugares tan emblemáticos que aún mantiene al pie de la letra las reglas y normas para un funcionamiento al 100%.

El escenario más importante de la Capital celebró hace unos días su 48 aniversario con una puesta en escena llena calidad, tal y como estamos acostumbrados de presenciar en cada uno de los montajes que llegan hasta las prestigiosas salas que componen el edificio.

La pieza seleccionada para la celebración fue “Vértice”, un espectáculo teatral sin desperdicios que contó con la participación de las compañías creadas en la administración de Carlos Espinal como director general y artístico del Teatro, esta ha sido sin dudas, una de las medidas mejor valoradas desde la llegada de Espinal al cargo de director del Teatro.

Estas compañías teatrales están compuestas por cuatro ejes fundamentales para la cultura: teatro, danza, un coro y la Orquesta Sinfonía, las cuales en conjunto montaron un espectáculo que dejó en evidencia la cantidad de talento joven que también se siente atraído por este mundo poco apetecible para niños, adolescentes y jóvenes.

Durante la celebración recibió un merecidísimo reconocimiento el veterano luminotécnico, Bienvenido Miranda, quien ha estado trabajado para la institución durante estos 48 años. Además, fueron reconocidas las actrices Amarilis Rodríguez y Lidia Ariza.

En estos 48 años de trabajo, el Teatro Nacional ha contado siempre con excelentes profesionales como directores, siendo el primero Carlos Piantini, a quien se le dedica la Sala Principal del teatro.

Otra destacada directora fue Aida Bonnelly De Díaz, quien también posee una sala en su honor. A ellos se suman Jacinto Gimbernard, Ivonne Haza, Silvia Troncoso, Natacha Sánchez, Carmen Heredia, Rosa María Vicioso, Catana Pérez y Erasmo «Niní» Cáffaro.

Mi mayor deseo es que el Teatro siga siendo el escenario más respetado y que nunca permitan la cualquerización de este emblemático edificio.

Por: Carlos T. Martínez [email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos