Articulistas Opinión

Gobierno de élite

Gobierno de élite

Danilo Cruz Pichardo

Los empresarios dominicanos, sobre todo aquellos que han construido fortunas económicas basadas en la ejecución de proyectos, en el trabajo y pagando los impuestos y aranceles correspondientes, merecen admiración y respeto de sus conciudadanos.

Gracias a sus iniciativas de crear, manejar y gerenciar, en un sistema que estimule la inversión de capital, se contribuye con el desarrollo del país, como también cooperan los medianos, pequeños y microempresarios.

De igual modo ayudan al desarrollo de la población los profesionales de las distintas áreas científicas, en un mundo donde hoy día se considera que la mayor riqueza descansa en el conocimiento. Los propios empresarios generalmente tienen grados y post grados de universidades nacionales y extranjeras.

Es innegable asimismo el aporte que hacen a la sociedad los obreros. Inclusive los propios trabajadores informales, los que se buscan la comida mediante “el día a día,” contribuyen con la dinámica económica de la sociedad dominicana.
Las sociedades son amplios abanicos de clases.

Y la dominicana no es la excepción, por lo que históricamente los gobierno subutilizan a los hombres y mujeres más competentes para el desempeño de las posiciones estatales, indistintamente de clase social.

Creer que la militancia del PRM carece de escolaridad y de honestidad es un desatino y una ofensa imperdonable. En el PRM también hay profesionales y técnicos formados en todos los campos.

Y son dominicanos con defectos y virtudes similares a los de aquellos que integran los demás partidos políticos. Además, no se ha comprobado que los adinerados sean más serios que aquellos de clases media y baja, infeliz argumento considerado para realizar un gobierno de élite.

Danilo Cruz Pichardo

Danilo Cruz Pichardo