La otra basura Desechos sólidos originados por comerciantes

Todos los días forman este vertedero en la avenida Duarte cerca del Mercado Nuevo, donde tiran  cáscaras de piña, caña y de naranjas,   otros  desechos de productos agrícolas y  todo tipo de basura. Jorge Gonzalez
Todos los días forman este vertedero en la avenida Duarte cerca del Mercado Nuevo, donde tiran cáscaras de piña, caña y de naranjas, otros desechos de productos agrícolas y todo tipo de basura. Jorge Gonzalez


SANTO DOMINGO.- Un conjunto de elementos, como la falta de conciencia de muchos comerciantes, el desempleo generador de miles de vendedores ambulantes y fritureros, la falta de educación ciudadana y la poca eficiencia del Ayuntamiento, son los principales responsables del problema de la basura en el Distrito Nacional.
Los esfuerzos de las autoridades del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), en procura de eliminar los cúmulos de basura que se forman diariamente en las calles y avenidas, originados principalmente por comerciantes y vendedores ambulantes, han sido insuficientes para corregir el grave problema.
Desde tempranas horas de la mañana, camiones recolectores de basura, grandes y pequeños, recogen los desechos depositados en fundas, cajas, sacos y envases, por las principales vías de barrios y sectores capitalinos en busca de eliminar vertederos improvisados, formados en horas de la noche por negociantes que usaron los espacios públicos durante el día.
Estos “padres de familia” se colocan en cualquier esquina a vender todo tipo de productos y mercancías, sin tomar en cuenta la basura que producen.
Sus desechos, al igual que otros producidos por medianos comercios y talleres, son muy distintos en composición y cantidad a la basura originada en un hogar promedio.
Cáscaras de piña, de plátano, coco, caña, sandia, lechosa, tripas de frutas, plumas y tripas de pollo, cajas de cartón de una gran variedad, fundas de plásticos y papel, telas, bumpers de carros, gomas viejas, caparazones de televisores y de computadoras, botellas de plásticos, vasos y platos de foan, son algunos de los productos que componen la basura que se encuentra en las vías, producida mayormente por negocios informales.
En su defensa ellos podrían alegar que introducen la basura que producen en cajas, tanques o en grandes fundas plásticas. Sin embargo, esto no basta, pues las cajas y fundas son tomadas por los recogedores de plásticos y cartón (buzos), que buscan cualquier cosa que se pueda vender. Los demás desechos terminarán en los contenes.
Explicación
Los vendedores ambulantes en triciclos y en pequeñas y medianas camionetas; conjuntamente con los pequeños comerciantes ambulantes que se colocan diariamente en algunas esquinas de calles y avenidas, constituyen uno de los sectores que produce diariamente más desechos que van a parar a las aceras y contenes de las vías públicas.
Triciclos cargados de piñas, coco, caña, lechosas, maíz, entre otros productos; camionetas repletas de frutas y víveres que se estacionan en las esquinas a vender sus mercancías; fritureros, vendedores de desayuno y comida en plena vía, producen una serie de basura que terminará también en el lugar menos apropiado.
Estos desechos son colocados en las vías a todas las horas del día, por lo cual es casi imposible esperar que en una ciudad donde no haya una recogida de basura de manera contínua o durante 24 horas, éstos no terminen esparcidos por doquier.
Igual caso ocurre con los vendedores que se instalan en esquinas de mucho flujo de personas para ofrecer desayuno, té, café o empanadas y fritureros, que producen una serie de desperdicios que nunca se llevan o botan en algún lugar en específico, también terminan colocándolos en las aceras y los contenes.
Es bueno recordar que hablamos de miles de triciclos, de guagüitas, de vendedores ambulantes y estacionarios, y de fritureros y pequeños comerciantes tirando basura por más de 18 horas contínuas.
A estos se agrega la falta de educación ciudadana sobre el manejo de los desechos, pues los transeuntes y conductores tiran la basura que generan en cualquier lugar.
Comerciantes
Aunque pueda parecer extraño, los dueños de comercios y de almacenes o tiendas importadoras de tejidos y calzados, son de los responsables principales de la acumulación de basura en plenas vías.
No es raro ver cómo en muchas calles y avenidas importantes, tiendas y buhoneros tiran las cajas de cartón y fundas plásticas de los productos que han sido desempacados en los contenes, aceras y calzadas.
Para poner tres ejemplos: Caso uno. Un vertedero de basura en la calle Hermanos Pinzón en Villa Consuelo muestra una composición casi total de desechos de interiores de neveras y caparazones de televisores.
Caso dos: un depósito de basura en la calle Federico Velásquez, próximo a la avenida Duarte, compuesto totalmente de plástico para envolturas y cristales rotos.
Y caso tres: un vertedero en la avenida Duarte próximo al Mercado Nuevo, formado por cáscaras de piña, caña, naranjas y una serie de productos agrícolas.
Pero también los talleres de reparación de vehículos, estufas, neveras, lavadoras, etcétera, que producen un tipo de basura sin ninguna utilidad que termina al aire libre en grandes cantidades.
El asunto no es nada diferente con las tiendas de electrodomésticos o de computadoras, que también tiran su basura en cualuqier parte de las calles y avenidas.

La otra Basura. Jorge Gonzalez
Recorrido
La avenida Duarte (tramo 27 de Febrero hasta el Mercado Nuevo); las calles José Martí y Barney Morgan (antigua Central) y las avenidas Francisco del Rosario Sánchez, Padre Castellanos y Quinto Centenario, posiblemente sean las vías con más problemas de acumulación diaria de basura.
Y no es para menos, ya que son vías rodeadas de muchos negocios y pequeños mercados, en donde no importa la regularidad con que pasen los camiones recolectores, siempre habrá basura.
El caso de los desechos generados en el sector Villa Consuelo es muy particular, ya que en ese sector se vive en un estado simbiótico, en donde comerciantes, dueños de locales y clientes tienen una cuota alta de responsabilidad en el cúmulo de basura y desechos, haciendo larmante la situación.
Transitar por la avenida Juan Pablo Duarte, desde la parte frontal del Mercado Nuevo hasta la avenida 27 de Febrero, constituye un drama.
No importa que los camiones recolectores recorran el trayecto diariamente para limpiar la vía, ya que almacenistas y negociantes depositan sus desechos en plena calle o acera sin importar el tipo de desecho generado.
En Mercado Nuevo
Otro problema grave en la capital, es la basura acumulada dentro del Mercado Nuevo, donde diario se tiran toneladas de productos descompuestos a las calles internas y aledañas al centro comercial, formando una especie de lodo que dificulta el tránsito de los vehículos y clientes.
Pero aparte del lodo creado por los desechos de tomate, repollo, lechuga, ajíes, plátanos y otros tipos de vivires, zanahorias, berenjenas, frutas, remolacha, entre otros productos agrícolas, een el mercado, el hedor nauseabundo que se origina convierten el ambiente en una zona de mucha contaminación. También allí los desechos de polleras y carnicerías son lanzados en cunetas, un ambiente de pestilencias insoportables.

Un Apunte

Educación
La concienciación ciudadana, mediante campañas y publicidad dirigidas a empresarios, pequeños y medianos comerciantes, vendedores ambulantes y a los ciudadanos en general, podrìan ayudar a combatir este mal que nos aqueja desde hace décadas, conjuntamente con sanciones y multas.

La otra Basura. Jorge Gonzalez