Primera Fila

Lección

Lección

El impacto de la peste porcina africana y de la carestía de la carne de pollo se ha constituido en una lección para ser aprendida para el ministro de Agricultura, Limber Cruz.

Tras ambas crisis Cruz ha reaccionado con rapidez con medidas para superarla en el menor tiempo posible.

Pero es posible que si no en su totalidad, la dimensión de la crisis pudo evitarse de actuarse desde que aparecieron los primeros síntomas.

Lo que ha pasado con el cerdo y la carne de pollo debe servirle de referente para evitar que el drama se repita. Contra la peste porcina se actuó tarde y el alza del pollo era previsible por el desplazamiento del consumo.

Pero aunque sea después que el mal está hecho hay que reconocer el gran esfuerzo desplegado por el ministro de Agricultura para combatir dos crisis que han dejado un sabor muy amargo en los consumidores.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos