Articulistas

Los altares de la Política

Los altares de la Política

Chiqui Vicioso

En supermercados, ferreterías, farmacias, trasnporte publico y privado, en reuniones famliares o evento públicos, el tema siempre es la política, y la gran interrrogante es quién será el próximo presidente.

Todos especulan que lo será Luis Abinader, pero muchos observan con preocupacion el auge de la candidatura de Leonel Fernandez, quien no cesa de prometerle a la gente que abaratará la comida y las medicinas, y les resolverá la seguridad social, algo que muchos le creen excepto los cañeros, desplazados por el casi regalo de los ingenios azucareros a unos mexicanos que luego los abandonaron; o el casi desmantelamiento del Estado bajo la creencia, quizás ingenua de neo-liberal recién inaugurado, de que el sector privado velaría por los intereses públicos y no por su sempiterna obsesión: la ganancia.

Es lo que sucede cuando un joven popular se ve envuelto por los cantos de sirena del poder tradicional, y trata de convertirse en un intelectual que tengan que respetar. El problema es que hay intelectuales y hay intelectuales y pretender la condición no quiere decir que uno se convierta en parte de la elite que nos gobierna.

Escucho en silencio todas las especulaciones, porque si el PLD finalmente se decanta por Leonel la gran pregunta es qué va a pasar con su ex Margarita, y con Abel, quienes no tienen los recursos del expresidente, y cuyas candidaturas no despiertan ningún entusiasmo.

En la búsqueda de respuestas todos acuden a sus fuentes de informacion, a sus guruses de la política nacional, pero en el pueblo llano muchos buscan orientacion en las religiones populares, fundamentalmente la santería, o vudú dominicano, y el espiritismo

Y que dicen ellos?
Que al presidente Abinader lo tienen “amarrado con brujerías” y que le será difícil la reelección, y que de eso se estan encargando políticos del Sur del pais, donde mas se practican estas “artes oscuras”.

La pregunta es: Quien le pone el cascabel al gato? Quien se acercara al presidente y le dira: oiga, dicen los espiritistas que busque ayuda, sin provocar la reaccion de un Juan Bosch cuando una vidente del Sur del Bronx, que nada sabia de la Republica Dominicana, le mando a advertir que había un complot para matarlo. Su respuesta? La misma que le dio a Fernandez Dominguez cuando le advirtio sobre la conspiración militar.

Cuando unas semanas mas tarde arrestaron a un general que complotaba para asesinarlo alguien cercano se lo señalo y dijo: “pura coincidencia”.

Son los gajes de la politica nacional, que se define tanto en reuniones como en los altares que abundan en todo el territorio, y que muchos simulan desconocer para no ser catalogados de ignorantes, “haitianizados”, o “atrasados”.

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso