“Necesito ser más que un galán de telenovelas”

Rueda de prensa de la serie "El Juego de Llaves"


Miami. EFE. El mexicano Sebastián Zurita podría aprovechar los beneficios de ser hijo de artistas tan importantes de la televisión hispana, como son los actores-productores Humberto Zurita y Christian Bach, pero justamente de ellos ha sacado la “necesidad” de buscar siempre nuevas experiencias y proyectos.

“Para mí sería muy triste quedarme siempre en lo mismo”, dijo a Efe en una entrevista en Miami, ciudad donde promociona “El juego de las llaves”, serie sobre un grupo de amigos que intercambian parejas y que se estrenará este viernes, en EE.UU. a través de Pantaya y en América Latina por medio de Amazon Prime.

“Yo soy muy inquieto, muy curioso. Eso de conformarme no está en mi ADN”, añadió. A sus 32 años, Zurita tiene una nutrida trayectoria profesional que comenzó a los 10 años cuando hizo el papel de Pablo Montero niño, que de adulto fue interpretado por Juan Soler, en la telenovela “Cañaveral de Pasiones”.

Pasó 10 años fuera de las cámaras, que coincidió con la mudanza de su familia a Miami, pero como lo que se hereda no se hurta regresó con fuerza en 2008 para protagonizar “En nombre del amor”.

Los cinco roles protagónicos que siguieron a esa producción le dejaron convencido de que ser galán de telenovelas es algo que disfruta, pero que necesita “mucho más” para sentirse realizado, incluso más allá de la interpretación, oficio que “ama y que le ha permitido abrirse camino en otras esferas”.