Netflix y Telemundo apuestan al erotismo



Miami. EFE. Los actores Carlos Ponce, Gaby Espino y Margarita Rosa de Francisco encabezan la serie “Jugar con fuego”, que representa la primera producción original de Telemundo y Netflix que lleva el erotismo “a un nuevo nivel” en la televisión hispana hecha para Estados Unidos.

“Es un sexteto. Todos estamos relacionados”, dijeron a Efe entre carcajadas el grupo protagónico, que también incluye al peruano Jason Day, Tony Plana, en su primer papel en español, Laura Perico y Marcelo Serrado.

“Jugar con fuego”, la versión en español de la serie brasileña de 2015 “Amores Roubados”, protagonizada por Murilo Benício y Cauã Raymond, es una coproducción con la cadena Rede Globo.

La serie cuenta la historia de Fabrizio (Day), un joven mexicano que creció entre prostitutas y tiene “un apetito insaciable” por las mujeres que pronto aprendió las artes para complacerlas, según explicaron los responsables de la obra.

A su llegada a una comunidad cafetera de Colombia, Fabrizio seduce a los personajes de Espino y De Francisco, con las que tiene ardientes escenas de cama.

Aunque dijeron desconocer si habrá versiones diferentes en Netflix y Telemundo, que al ser una televisión en abierto está sujeta a las directrices de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés), los actores manifestaron que en la serie se empujaron los límites en cuanto a lo erótico y la violencia de género.