Cójanlo

Ola de rumores

Ola de rumores

Caso Jean Alain Rodríguez, exprocurador

El caso del exprocurador Jean Alain Rodríguez, acusado de múltiples irregularidades durante su gestión, ha sido usado para poner a circular una maliciosa ola de rumores.

El objetivo: crear confusión. No todos los que se relacionaron o compartieron con el estigmatizado exfuncionario, preso por corrupción, son compromisarios de las anomalías que se le atribuyen.

A ningún suplidor, asesor o contratista se le puede enrostrar por los servicios que prestó, siempre y cuando cumpliera con los requisitos legales, además de efectuar su trabajo con transparencia.

Las menciones son molestosas, pero nadie en particular puede sentirse aludido hasta que se le señale con nombre y apellido. En estos días los rumores abundan al por mayor y detalle como un recurso para difamar y dañar.

Un funcionario palaciego es citado, sin prueba y con mala fe, como beneficiario en la satanizada nueva cárcel de La Victoria. Hasta el propio Jean Alain, a pesar de las acusaciones de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) ha sido víctima de especulaciones.

El panorama indica que se está ante una guerra sucia.

El Nacional