Página Dos Pulsaciones

Operación antipulpo: Intriga lentitud

Operación antipulpo: Intriga lentitud

El caso Antipulpo, en torno al cual se levantaron desde un principio ruidos ensordecedores, ha llegado seis meses después a la audiencia preliminar plagado de incógnitas.

Deja mucho que desear que por inasistencia de imputados y la falta de notificación de algunas pruebas la audiencia tuviera que aplazarse para agosto próximo.

En medio de los incidentes el juez de instrucción Deiby Timoteo Peguero tuvo que declarar en rebeldía por segunda ocasión a la imputada Paola Molina Suazo.

Por tratarse de una asistente del candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, cuando se desempeñaba como ministro de Obras Pública, el caso Molina Suazo plantea interrogantes.

Te puede interesar leer: Presentarán acusación a Medina

Tampoco pasa inadvertido que el quinto aplazamiento de la audiencia fue para dar oportunidad a que el Ministerio Público notifique a los imputados.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) recibió un balón de oxígeno con la querella interpuesta por la Fundación Alfredo Nobel, con constitución en parte civil, contra Alexis Medina y los demás imputados por supuesto enriquecimiento ilícito, lavado de activos, malversación de fondos y otros cargos.

El caso antipulpo tal vez no corra la misma suerte de otros escándalos que han colapsado en los tribunales, pero los incidentes y la demora no dejan de preocupar a la población.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos