Página Dos Pulsaciones

Otros detalles magnicidio Haití

Otros detalles magnicidio Haití

Con detalles que le pican cada vez más cerca sobre el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, ocurrido el 7 de julio de 2021, el primer ministro Ariel Henry no está exento de sospecha.

En una investigación The New York Times encontró que Henry no solo habló por teléfono con el principal acusado del crimen, el empresario Joseph Félix Badio, todavía prófugo, sino que lo recibió en su residencia a pesar de que era buscado por la Policía. Henry habría hablado con Badio antes y después de la ejecución en su residencia por supuestos sicarios colombianos del gobernante haitiano.

El actual mandatario había sido designado 72 horas antes como primer ministro, pero en el momento del crimen no se había juramentado en el cargo. Fue gracias a la presión de Estados Unidos y la Unión Europea que su antecesor, el entonces canciller Claude Joseph, le cedió la posición. De un tiempo a esta parte Estados Unidos ha mostrado cierto interés en la investigación, como traduce la extradición desde Panamá del colombiano Mario Palacios y la detención en la frontera con República Dominicana del empresario haitiano Rudolph Jaar.

El primer ministro reconoció las conversaciones con Badio, pero ha negado todo tipo de participación en la conjura que culminó con el asesinato de Moïse. La investigación de The New York Times ha dado con muchos cabos sueltos en torno a un crimen que al parecer no se ha aclarado porque no se ha querido.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos