Te Enteraste

Para-atletas de RD están orgullosos

Para-atletas de RD están orgullosos

La delegación dominicana de los Paralímpicos que participó en los Juegos de Tokio y que regresaron el miércoles en la mañana

Sin trabajo no se obtiene descanso, como sin lucha no se consigue la victoria”.
Tomás Kempis
“La ociosidad camina con tal lentitud que todos los vicios la alcanzan”.
Benjamin Franklin

Tras alcanzar cuatro de los cinco Diplomas Paralímpicos que obtuvo la República Dominicana en Tokio, los para-atletas Alejandra Aybar, Patricio López, Darlenys de la Cruz y Luis Vásquez, coincidieron en sentirse “Proud Paralympian” (Orgullo Paralímpico), en su regreso al país.

La delegación paralímpica arribó la mañana de este miércoles por el Aeropuerto Internacional Las Américas, doctor José Francisco Peña Gómez, cargada de orgullo por su participación en los recién finalizados Juegos Paralímpicos de Tokio.

José Manuel Abud, quien también logró Diploma Paralímpico por ubicarse séptimo en los menos 65 kilogramos de para-levantamiento de pesas, viajó a España, país donde reside.

Aybar, quien terminó en la octava posición de los 100 metros mariposa, clase S8, dijo que “hemos cumplido con nuestro ciclo”, aunque destacó lo difícil que fue competir en los últimos meses por causa de la pandemia del Covid-19.
“Mejoramos nuestras marcas y lo dimos todo en nuestros diferentes campos de competencia”, expresó la abanderada dominicana.

En tanto que López, el cual quedó octavo en los 50 metros pecho de la clase SB2, manifestó que seguirán “sembrando para cosechar”, refiriéndose a llegar a la próxima edición de los Juegos Paralímpicos, que tendrán lugar en París, Francia, en el año 2024.

Dijo sentirse orgulloso de sí mismo por la hazaña de alcanzar el Diploma Paralímpico.
“El Diploma Paralímpico es algo que veía muy lejos y cerca al mismo tiempo por los entrenamientos”, agregó López, quien también fue abanderado de la delegación quisqueyana.

Vásquez, quien culminó quinto en la final de los 400 metros, clase T-47, del atletismo, describió como una experiencia maravillosa el colocarse dentro de los primeros para-atletas del mundo.

“Aunque no pude alcanzar la medalla, pude obtener el diploma de los finalistas. Eso para mí significa una medalla porque competí contra los mejores del mundo”, reveló el nativo de Tamayo, Bahoruco.
Hasta mañana, si Dios quiere, dominicanos.

Leo Corporán