Articulistas Opinión

Para comenzar el año

Para comenzar el año

José Antonio Torres

Conoces el síndrome de la rana hervida? Si quisieras cocinar una rana y la echaras a la olla con agua hirviendo, la rana saltaría fuera y desaparecería, pero si la pusieras con agua templada y subes la temperatura poco a poco, la rana moriría hervida sin enterarse y acabaría lista para ser devorada.

A ti te puede pasar lo mismo: si no sabes decir no, las personas de tu alrededor se aprovechan de ti poco a poco y/o tienes demasiadas preocupaciones, puedes acabar quemado, significa que estás perdiendo el control de tu vida. Pero tú no eres una rana y puedes saltar antes de que tu entorno acabe quemándote.

¿Sabías que no eres quien tú crees? El concepto que tienes sobre ti mismo no es cierto. Dicho de otra manera, está tu ego, y tu yo esencial. Tu ego es la construcción mental de quién eres, una persona que has fabricado a partir de experiencias y creencias.

Quizá piensas que hay gente que es feliz y gente que no. No es cierto. Todos tenemos momentos de felicidad, momentos de bajón y cometemos errores. Si quieres superar un error o un mal momento debes enfrentarte a él y asumir la responsabilidad de cambiar.

Toma consciencia de que lo único que importa es el momento presente y que tu pasado no es tu futuro, así que abre los ojos ante las nuevas oportunidades de crecimiento y puertas abiertas que un fracaso te puede brindar.
Si conocieras a las personas que admiras verías que no tienen una vida llena de acciones increíbles, si no que son los aspectos cotidianos los que marcan la diferencia.

Finalmente y al contrario de lo que mucha gente piensa, el miedo es útil y necesario para la vida. ¿Habrían sobrevivido tus antepasados si no hubiesen huido al ver una manada de tigres? Si bien es genético, el miedo al rechazo te proporciona energía y tú decides cómo utilizar esa energía, escondiéndote o pasando a la acción.

Si te pones nervioso al acercarte a hablar con un desconocido, deberás ser consciente de que en el 99% de los casos no te rechazan a ti, si no la idea que expones o su percepción sobre ti.

José Antonio Torres

José Antonio Torres