Editorial

Para Nueva York

Para Nueva York

El presidente Luis Abinader viaja mañana a Nueva York donde agotará una intensa agenda que incluye su participación como orador ante la 76ª. Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), encuentros con líderes de la comunidad dominicana, reuniones académicas y entrevistas bilaterales.

Los seis días de permanencia en esa urbe serían insuficientes para que el jefe de Estado pueda atender el cúmulo de compromisos ya previstos y las solicitudes de comparecencia ante diversos escenarios del Estado con mayor asentamiento de inmigrantes dominicanos.

Aun así, el presidente Abinader tiene previsto el mismo sábado un encuentro con periodistas dominicanos radicados en Nueva York, en un acto de bienvenida y un conversatorio con funcionarios electos de origen dominicano, e inmigrantes nacionalizados estadounidenses.

Es comprensible que la mayor parte de esa agenda presidencial se agote con personalidades e instituciones de la diáspora dominicana, incluso la cátedra que pronunciará junto al intelectual Jorge Castañeda en una disertación en el Words Leaders Forum de Columbia University.

Como para mantener cercanía con la dirección del Gobierno, el Presidente tiene previsto sostener un encuentro virtual con los miembros de su gabinete durante el cual pasará revista a las labores de los diferentes ministerios, por aquello de que el ojo del amo engorda al caballo.

El discurso que pronunciara el miércoles en la tarde ante la Asamblea de la ONU, figura como la actividad principal en el programa de actividades que agotará el mandatario en Nueva York, cuyo contenido genera expectativas en América Latina dado el liderazgo que ejerce República Dominicana a nivel continental.

Es previsible que en esa comparecencia, el presidente dominicano se refiera a la crisis haitiana, endeudamiento, inversión, comercio y lucha contra el narcotráfico, temas comunes a la región que serían de interés también para el Departamento de Estado.

Se diría que la visita del Presidente a Nueva York no sería tan distinta como estar en Santiago o Santo Domingo Este, porque estará durante seis días vinculado con una gran población de compatriotas que literalmente tienen un pie allá y otro aquí. Los votos son para que retorne cargado de buenas noticias.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos