Policía sin informe sobre muerte banquera



La Policía no había ofrecido detalles esta mañana sobre la investigación en torno a la muerte de una empleada bancaria ocurrida la madrugada del lunes en la urbanización Acacias II, en la autopista San Isidro, Santo Domingo Este.

Hasta el momento se desconoce si hay personas detenidas con relación al asesinato de Julissa Margarita Campos Hernández, quien fue impactada en el pecho por un disparo que le hizo un individuo desde la galería de su residencia, cuando éste, supuestamente, intentaba penetrar a la vivienda con fines de robo.

Ayer, familiares de la víctima pidieron a las autoridades esclarecer el hecho, para que los responsables sean enviados a la cárcel.

Su padre, José Joaquín Campos, pidió a la Policía y al Ministerio Público, realizar una investigación profunda del asesinato de su hija, tras expresar duras críticas contra las autoridades dominicanas, “por su indiferencia ante la delincuencia”.
“Queremos que la muerte de mi hija se aclare, ella era una mujer seria y trabajadora, es lamentable que en este país ya no se pueda vivir por la delincuencia y que a nadie le importe esta situación”, dijo Joaquín, durante el velatorio.

La dama asesinada vivía junto a su esposo, Gustavo Hernández, y sus tres hijos, dos de ellos menores de edad, en el referido residencial, ubicado próximo al parque de zona franca de la Autopista de San Isidro.

De acuerdo al informe preliminar, publicado por la Policía en su página web, la pareja escuchó un sonido a la 1:30 de la madrugada, por lo que la víctima se acercó a la persiana de la sala y recibió un disparo en el pecho, que le hizo un individuo desde la galería.

El cadáver de Julissa fue velado en la funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, en Santo Domingo Este, y sepultado ayer en el cementerio Cristo Salvador.