Articulistas Opinión

Posesiones y la felicidad

Posesiones y la felicidad

José Díaz

Es importante, en este enero del 2022 recordar a los padres de la patria de nuestra nación y de la vecina Cuba, que nacieron 26 y 28 de enero, respectivamente, Juan Pablo Duarte y José Martí, quienes aparte de vivir entregados a la libración de ambas fueron ejemplo de decoro, decencia y humildad, sin nunca aferrarse a propiedades personales, a ellos estas frases:

Hay una frase que erróneamente asignan a Keanu Reeves pero es un anónimo. Venga de quien venga es fantástica y se ajusta a nuestros patricios: “Mientras más años tienes, más te das cuenta que ya no deseas tener dramas innecesarios y conflictos exhaustivos. Sólo deseas un lugar donde sentirte en paz, o estar con personas que te generen paz.» Y esta también: “Vivo en un departamento, tengo todo lo que necesito en cualquier momento que lo desee, ¿Para qué elegiría una casa grande y vacía?”.

Muchas veces no necesitamos una gran mansión o un gran coche para ser felices, la felicidad depende de algo mucho más importante: nuestro deseo de ser felices.

Otro aspecto fundamental, en esas aspiraciones, es el manejo de nuestro tiempo, y es Séneca, que fue contemporáneo de Jesús, al hablar de la brevedad de la vida, escribió: “El tiempo que tenemos no es corto; pero perdiendo mucho de él hacemos que lo sea, y la vida es suficientemente larga para ejecutar en ella cosas grandes, si la empleáramos bien. Pero al que se le pasa en ocio y en deleites, y no la ocupa en loables ejercicios, cuando le llega el último trance, conocemos que se le fue, sin que él haya entendido que caminaba”.

Martí, que solo vivió 42 años antes de caer en “Dos Ríos”, cumplió lo de Séneca al vivir intensamente, no así nuestro Duarte que las malquerencias lo condenaron al ostracismo, pero ambos con su dedicación a los mejores ideales y sacrificios son ejemplos para ambos pueblos y así lo ha vivido el que escribe “algo más que salud”

José Díaz

José Díaz