Premios Corripio descubren tesoro de gente buena



Los undécimos Premios Fundación Corripio y los Premios de la Familia Corripio-Alonso que se montaron anoche, demostraron que la República Dominicana tiene su tesoro más valioso e ignorado en la infinidad de personas e instituciones y líderes que dedican años de esfuerzos voluntarios y en base a recursos aportados, tanto por la Providencia como por la buena voluntad. para trabajar en favor de gente desfavorecida quién sabe si por el destino o la inequidad social.

La conclusion que se saca tras haber participado en este ceremonial se resumen en proclamar ¡Cuánta gente buena tiene el país!”.

El acto, caracterizado por su solemnidad, su limpio protocolo, la calidad humana de los galardonados y la continuación de un gesto de entrega y responsabilidad social por parte de una familia que decidió agradecer de esta forma la acogida recibida, tras los 101 años de la llegada de sus fundadores.

Era la ratificación del descubrimiento hecho el pasado año 2017, cuando se desarrolló en esta misma sala augusta la premiación especial que reconoció a 100 instituciones de servicio, a cada una de las cuales se les entregó un millón de pesos, en un acto sin precedentes.

La premiación por la calidad de los galardonados, sirvió para ratificar la fe en el destino de esta nación, tan acogotada por la parte deficiente, escandalosa o corrompida de la estructura social. En la medida en que se describía, con palabras o imágenes, la labor de quienes recibieron estatuillas, pergaminos y una dotación económica (un millón de pesos) se hacía más clara la conciencia de que como pueblo se tienen patrimonio de amor y servicio que solo gracias a un acto como éste, se dan a conocer en detalle, completando la visión de que hay futuro como comunidad.

Lo artístico
La primera parte de la premiación fue una entrega artística, igualmente esperanzadora y gratificante: una masa de jóvenes armados de instrumentos sinfónicos, un director joven y obviamente apasionado en su labor de educación estética, y dos vocalistas sublimes: la impresionante y entusiasmante soprano Carmenchú Domínguez y el tenor Enrique Pina, el punto más alto en su rango vocal clásico con que cuenta el país.

La interpretación por parte de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil, de La Bilirubina, música de Juan Luis Guerra, fue de antología.

UN APUNTE

Premiados
Los galardonados de Premios Corripio fueron: el historiador Jaime de Jesús Domínguez, el neurólogo José Joaquín Puello Herrera; el escultor Freddy Cabral y la periodista Inés Aizpún.
Los reconocidos por Premios Familia Corripio: Fundación Amor y Paz (recibido por Susana Brugal de Villanueva, Fundación Saint Jude (recibido, por Piero Bonarelli) y las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (recibido por el general EN Luis Coronado.

EL DATO

Fundación Corripio

Con la realización de éste y otros programas de servicio social, la Familia Corripio da respuesta a la acogida recibida a su labor empresarial y demuestra que la gente cargada de suenos puede lograrlos si trabaja por ellos. La afirmación la hizo, a nombre de la familia Corripio Alonso, Lucía Corripio de González, quien con emotiva y clara voz sostuvo que la palabra que circuló en su mente para escribir el agradecimiento familiar era “sueño”, el soñar en función de la aspiración más alta de las metas, en base a la labor cotidiana. Su discurso fue muy aplaudido.

 

5 1 2 3 4