PRIMERA FILA



Gravedad

El Gran Santo Domingo está en los umbrales de un estado de emergencia por la alarmante dimensión del déficit de agua potable a causa de la intensa sequía que ha afectado el país.

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd) ha dado cuenta de que deja de recibir entre 70 y 77 millones de galones de agua diariamente, lo que, según la entidad, la ha obligado a racionar el suministro del líquido a la población.

El panorama es tan perturbador que desde hace unos días unos 40 sectores de la parte oeste y norte de Santo Domingo reciben el agua en forma muy precaria.

La crisis de agua sobre la que se ha alertado es para que la población tome conciencia de la necesidad de usar el líquido de la manera más racional.

El director de operaciones de la Caasd, Luis Salcedo, explicó que de seguir la sequía se tendrán que tomar medidas dolorosas.