Editorial

Provechosa visita

Provechosa visita

La visita oficial del presidente Luis Abinader a España, previo a su participación en la XXVII Cumbre Iberoamericana a inaugurarse mañana en Andorra, puede definirse como gratificante porque sus audiencias con el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ayudarán a impulsar los nexos bilaterales entre ambos países.

El jefe de Estado dominicano cubrió una intensa agenda en Madrid donde sostuvo encuentros con exmandatarios españoles como José María Aznar y Felipe González, con empresarios y con representativos de la comunidad dominicana, lo que ha servido para actualizar la agenda dominico-española.

España es el tercer mayor inversor en República Dominicana con cerca de 2,300 millones de dólares, aunque en los últimos años se ha registrado un ligero descenso, según explicó la secretaria de Comercio, Xiana Méndez, en reciente visita al país.

El vertiginoso crecimiento del turismo dominicano, ahora en crisis por la pandemia, debe mucho a la inversión española, cuyos capitales se han anidado principalmente en el polo turístico del Este, por lo que Sánchez y Abinader coincidieron en la necesidad de diversificar la presencia ibérica en otros sectores de la economía, como el manufacturero.

El presidente del Gobierno español y el mandatario dominicano coincidieron también en censurar la discriminación en el suministro de vacunas contra la covid-19 a países pobres, así como en señalar la gran afectación de la pandemia sobre la economía mundial.

Llama la atención que el rey Felipe VI invitó a los presidentes dominicano y de Guatemala, Alejandro Gianmattei, a viajar a Andorra en su avión, lo que refleja las buenas relaciones existentes entre la Corona y el Gobierno español con Santo Domingo.

La visita presidencial a España ha sido oportuna y seguramente exitosa porque actualiza y fortalece las relaciones diplomáticas y comerciales con una nación de la cual hereda sus raíces hispánicas, donde reside una vasta diáspora de migrantes dominicanos y porque ayudará a incrementar la inversión española en diferentes áreas de la economía.

El presidente Abinader tiene ahora el compromiso de denunciar en la Cumbre Iberoamericana la indiferencia de la comunidad internacional ante la crisis política, económica, social y sanitaria de Haití y reiterar en ese foro que República Dominicana no puede cargar con tan pesado fardo.

El Nacional