Psiquiatra ve situación política provoca estrés crónico en militancia peledeista

sudelka


Santo Domingo,- El reputado médico psiquiatra José Miguel Gómez aseguró que producto de la situación política que vive el país, por el debate de una posible reforma constitucional, la militancia del Partido de la Liberación Dominicana está afectada por un estrés crónico patológico que se conoce como distrés.

Gómez, quien es autor de varios libros que versan sobre la psiquiatría, dijo que los efectos de ese distrés también se extienden a otros extractos de la población.

Definió el distrés como un estrés crónico, patológico, con un nivel de afección importantes, y con altas repercusiones e impacto en el ser humano.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el experto dijo que cuando se lleva eso al plano político, que es lo que tiene el PLD, es un distrés crónico mayor de un año, de forma permanente, en una confrontación de ambas partes donde el partido ha perdido las habilidades y el nivel de conciencia y empatía emocional para resolver un conflicto y gerenciarlo de manera sana, que le sea provechoso para ellos y para el país.

Explicó que cuando no se ha podido, en términos políticos, solucionar problemas de la vida política de la forma asertiva, a eso es lo que se le llama “distrés político“.

“Los miembros del partido, la base del partido está angustiada, tiene miedo, está desesperada, está en incertidumbre y piensa que su partido se le va a dividir, se va a quebrar, y al dividirse van a perder el empleo, las oportunidades, que va a perder las perspectivas de planes y proyectos que había hecho a mediano y largo plazo“, sostuvo el profesional de la salud mental.

Dijo que eso también ha traído una confrontación entre los miembros del Comité Político y el Comité Central, más los daños colaterales que ha provocado como efectos de esa repercusión.

“Y ha provocado daños personales, y en esos daños personales, enemistades, daños morales, y en el sistema de grupos, porque ha llegado en lo que en sociología llaman, en la dinámica de la confrontación, los ellos y los nosotros, los nosotros contra los ellos“, precisó el facultativo.

Aclaró que no es una confrontación de tipo ideológico, se trata de conflictos personales, y cuando se llegan a esos niveles, y pasan a ser de grupos, entonces la fragmentación es mayor, y produce lo mismo que sucedió con el PRD, el Partido Reformista y las organizaciones de izquierdas.

“Cuando usted genera un conflicto, sea familiar, sea de pareja, empresarial o de grupo, usted en medio del conflicto siempre tiene que dejar la oportunidad de que podemos llegar a un acuerdo consensuado, usted deja la viabilidad posible del diálogo, que está dentro de las habilidades de la comunicación, y deja el último intento por donde se va a negociar“, recomendó el reconocido galeno

Acotó que todo eso ha provocado daños colaterales sociales que estimulan, y que ya se están viendo, desesperanza, impotencia, desmoralización con desesperanza aprendida, incapacidad para articular proyectos a futuro, incertidumbre con parálisis económica, y hacia fuera manda un mensaje de un país que ni siquiera es capaz de ponerse de acuerdo y resolver sus problemas.

El doctor Gómez sostuvo que la única solución posible que tienen los bandos enfrentados en el PLD es levantarle las manos a la vicepresidenta Margarita Cedeño para llevarla como candidata presidencial y así unificar una proyecto que garantice la unidad de todos los actores de esa organización política.

 

Advierte peligro y dañino potenciar a los influencer en la actividad política

 

Para el Psiquiatra José Miguel Gómez la irrupción en las actividades políticas de las figuras de las redes sociales conocidos como los influencer es una consecuencia de la posverdad, y calificó el fenómeno como algo peligroso y dañino.

“Esa es la expresión de la posverdad, esa es la expresión típica del neofilísmo social que es consumir lo nuevo, buscar lo nuevo, buscar lo que es visible, y buscar lo que es la posverdad, y eso lo explica muy bien Zygmunt Bauman en su libro la Modernidad Líquida, es decir apostar a lo más visible aunque eso no quiere decir que es lo que tenga identidad propia, un discurso y un compromiso social“,  advirtió el galeno.

El doctor Gómez  dijo que legitimar personas a través de la visibilidad de las redes, y potencializarlos como recursos para hacerlos accesibles en el tema político es peligroso y dañino.

“Eso desmotiva al liderazgo comunitario, al liderazgo que está empoderado con los problemas sociales ,a la responsabilidad social del que se ha comprometido en su comunidad, en su partido, que ha hecho militancia y ha dejado la piel en la visibilidad de los hechos prácticos“, argumentó.

Explicó que traer a un personaje de la posverdad, de la visibilidad de las redes de lo que vende el posmodernismo, del individuo light, sin contenido, sin caloría, sin discurso, sin historia, sin trabajo, solamente porque llegó o porque tiene las habilidades, eso es altamente peligroso.

“Y el Estado Dominicano no puede basarse en eso, y aunque ha dado resultados, y se ha estudiado mucho, y a mi me preocupa grandemente que se siga ese mensaje, porque es el que se está estudiando mucho a través de las redes sociales de lo que se llama el algoritmo político“, explicó.

Sostuvo que ese fue el contenido que trabajaron con el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que le construyeron un perfil a Bolsonaro en Brasil, y que están construyendo político en América Latina a través de la misma estrategia.

El algoritmo que se puntea en las redes sociales dice que en un país quieren un determinado candidato, y se construye un voto, y se hace una fijación en un sistema de creencia que se estimula a votar por dicho personaje.

Acotó que se le dice al candidato el discurso que la gente quiere escuchar, a partir de entrar en las redes sociales de las personas y saber qué quieren escuchar, independientemente de que el aspirantes sea un blof y no sirva para nada.

Insistió en que lo más peligroso. es que ahí se pueden colar personas que se puedan visibilizar y ser atractivos, pero de ahí a que el individuo no tenga la capacidad para resolver los problemas complejos, para tener la responsabilidad y el empoderamiento social, eso es otra cosa.