Actualidad Gobierno

Silencio PGR sobre indagatoria a yate ruso retenido en RD

Silencio PGR sobre indagatoria a yate ruso retenido en RD

El yate llegó a La Romana el 13 de marzo y el 21 fue escoltado por la Armada hacía el puerto Don Diego, en la capital. Jorge González

La Procuraduría General de la República, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Dirección de Aduanas mantienen  silencio por el caso del yate Flying Fox, retenido en el Puerto de Santo Domingo, propiedad del magnate ruso Dmitri Kamenschik.

Esta mañana fue imposible obtener la reacción de esas instituciones sobre la causa de la detención del lujoso yate, El Nacional trató de comunicarse con la Procuraduría y Cancillería, pero fue imposible y en Adunas informó una fuente que se ofrecerá detalles cuando concluya el proceso conjunto que llevan a cabo las tres instituciones.

En tanto que el vocero de la Presidencia, Homero Figueroa dijo que está a la espera de los resultados que realizan las tres instituciones para determinar las acciones que se decidirán con ese lujoso barco.

“Sí se encuentra algo que riñe con las normativas legales de República Dominicana se procederá de acuerdo a la Ley, si no hay nada a normal se procederá a liberar el yate”, precisó Figueroa.

Dijo que hasta el momento no tiene información que se haya ocupado droga “tenemos que esperar los resultados que emanen”.

Explicó que las pesquisas es un esfuerzo colaborativo entre República Dominicana y Estados Unidos, pero que cada institución tiene un objetico diferente.  

Te puedes interesar leer: EU habría pedido retener yate en La Romana

Desde hace nueve días  el megayate Flying Fox, propiedad de un magnate ruso, se encuentra en la República Dominicana y aunque su salida estaba pautada para el viernes pasado, una investigación llevada a cabo por el Departamento de Seguridad de los Estados Unidos lo retiene en el puerto Don Diego.

La presencia del lujoso yate ha alertado a más de uno y, cuestionado sobre la retención de la embarcación, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, indicó que, como en casos anteriores, el presidente Luis Abinader no se inmiscuirá en las investigaciones del Ministerio Público.

“El informe que tengo es que las instituciones del Estado lo están manejando correctamente y dentro del marco de la ley. Eso –la investigación- lo está manejando el Ministerio Público y nosotros somos respetuosos de eso, el consultor y el presidente de la República no se inmiscuye en los asuntos que concierne al Ministerio Público. Entiendo que lo está manejando el Ministerio Público, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Aduanas”, explicó.

Este es el yate Flying Fox que lleva varios días atracado en el puerto Don Diego en Sans Soucí pertenece a un magnate ruso. Jorge Gonzalez
Este es el yate Flying Fox que lleva varios días atracado en el puerto Don Diego en Sans Soucí pertenece a un magnate ruso. Jorge González

Las citadas autoridades no se han pronunciado sobre la presencia del yate, salvó la Armada Dominicana que el sábado pasado precisó que la embarcación había llegado a aguas caribeñas con todos sus papeles al día, léase “… certificado de navegabilidad, que cumpla con los estándares de navegación correspondiente, que tenga matrícula al día, que tenga una bandera de un país y esa embarcación cumple con todos los estándares”.

Por su parte, inspectores de la Dirección General de Aduanas y militares fueron vistos el viernes pasado ingresando al Flying Fox, inspeccionando los distintos niveles de la embarcación, sin revelar los hallazgos de su visita.

El Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos (Homeland Security Investigations, HSI) lleva una investigación sobre organizaciones criminales terroristas y transnacionales que amenazan o buscan explotar las leyes aduaneras y de inmigración de los Estados Unidos.

Desde que estalló la guerra en Ucrania, los Estados Unidos y otras naciones han aplicado sanciones a Rusia. En ese sentido, a los oligarcas rusos se le han confiscado propiedades, como parte de las sanciones.

El megayate Flying Fox está valorado en 455 millones de dólares. Fue construido por la marca de yates alemana Lürssen. Según el portal Imperial Yachts, para rentar este lujoso yate por una semana, debes pagar 3.5 millones de dólares.

La embarcación Flying Fox es conocida como el Disneyland para adultos y figura como el decimocuarto yate más grande del mundo.

En cuanto al alojamiento, tiene capacidad para 25 invitados distribuidos en 14 elegantes camarotes dobles con baño privado, equipado con una tripulación de 54 experimentados miembros para ofrecer un servicio de siete estrellas durante la estancia a bordo de los invitados, según reseña una página de alquiler de yates en Ibiza.

Domingo Berigüete

Domingo Berigüete