Un día como hoy nació Edward J. Flanagan, sacerdote  que dedicó toda su vida a la educación de niños y jóvenes delincuentes y abandonados



(Roscommon, 1886 – Berlín, 1948) Educador y sacerdote católico que fue el fundador de la organización “La Ciudad de los Muchachos” (Boys’ Town). En 1904 se trasladó a Estados Unidos (país cuya nacionalidad adoptaría en 1918), pero su vocación sacerdotal le llevó hasta Roma (1907-08) e Innsbruck (Austria, 1910-1912), para hacer sus estudios eclesiásticos, finalizados los cuales se ordenó. De vuelta en los Estados Unidos Unidos, se empleó como coadjutor en la iglesia de San Patricio en Omaha (Nebraska), lugar en el que trabajó primordialmente con los jóvenes desheredados y pobres.

Para ellos fundó la “Escuela para los Niños sin Hogar”, institución que en 1917 denominó “Ciudad de los Muchachos” (Boys’ Town), y que se mostraba abierta a todos los muchachos necesitados sin distinción de raza ni religión. El centro se desarrolló sobre las bases del autogobierno, de acuerdo con los principios de cualquier otro municipio independiente, gobernado por los propios muchachos.

En 1934, el propio centro mereció ser elevado a la categoría de municipio. A ejemplo de aquella primera “ciudad”, muchas otras se abrieron en diversos países. En 1945 el gobierno de Estados Unidos encargó a Flanagan un estudio sobre las condiciones de vida de los jóvenes en Japón y en Alemania. Como dato curioso, la labor de Flanagan fue llevada al cine en la película La Ciudad de los Muchachos, protagonizada por Spencer Tracy.