Vitaminas en los alimentos ¡Aprende a conservarlas!



Todos sabemos que las vitaminas son sustancias presentes en los alimentos, indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Pero ¿Sabías que la forma en que cocinas y conservas tus alimentos reduce de manera considerable la cantidad de vitaminas en estos?.

La temperatura, la luz, la oxidación y el aire provocan que muchas vitaminas como la B6, B12, B1, B3 y el ácido fólico sean eliminadas de los alimentos, por eso existen varias formas para evitar que esto suceda.
l Frutas: ¿cómo las frutas tendrán más nutrientes con piel o sin piel? Es una pregunta que varias veces nos hemos hecho, pues la respuesta es con piel, siempre que sea posible.

La piel de las frutas está cargada de fibras y antioxidantes, pero no olvides lavarlas para eliminar los restos de pesticidas.

En caso de que sea una fruta que sea imposible de consumir su piel, solo debes pelarla, y consumirla de manera inmediata, pues recuerda que existen vitaminas como la C que con el contacto del aire se pierde.
l Vapor: seguro que cuando llevas una rutina saludable, el nutriólogo te dice que debes cocinar los alimentos al vapor, y es cierto, pues en esta forma los alimentos pierden menos nutrientes que con el proceso de freírlos o al horno.

l Conservación: no debes conservarlos mucho tiempo antes de consumirlos, al menos que lo coloques en el refrigerador pues es una forma de que conserve sus nutrientes poro más tiempo.

l Descongelar: cuando quieras consumir esos alimentos que tenías congelados, trata de hacerlo a temperatura ambiente, no con agua, como siempre hacemos.

l Calentada: a veces decidimos cocinar un día antes, para solo calentar al día siguiente, en este caso recomendamos, calentar solo lo que te vayas a comer debido a que cada calentamiento hace que los nutrientes poco a poco vayan desapareciendo.

l Recipientes: almacenar en recipientes herméticos y opacos, preservarán tus alimentos de los gérmenes y de la luz. ¿Por qué de la luz? Algunas vitaminas son sensibles a esta.

l Baja temperatura: el pescado y las carnes es mejor cocinarlas al horno y a baja temperatura.
l Vegetales: no dejes los vegetales en el agua de cocción después de cocinadas, se consumirán las vitaminas en el caldo.