Afirma RD tiene recursos para financiar obras



El superintendente de Valores afirmó que en el país existe una disponibilidad de recursos superior a los 20 mil millones de dólares que pueden ser utilizados en el financiamiento de diversas obras y proyectos destinados a mejorar la infraestructura local, enfrentar temas como la escasez de viviendas y otros.
Gabriel Castro dijo que esos recursos serían con la suma de los fondos de pensiones, que son unos 11 mil millones de dólares, la disponibilidad de los bancos, otros seis mil millones de dólares, los recursos de las compañías de seguros (700 millones de dólares), los puestos de bolsa (800 millones de dólares y los fondos de inversión (900 millones de dólares).

“Estamos hablando de que ese dinero existe solo por esa vía, sin contar organismos multilaterales como el Banco Mundial y otros. Creemos que el mercado de valores será en los próximos años el gran financiador del país, no solo en lo que es el Gobierno, sino también en lo que es el sector privado”, dijo.

Dijo además que está cuantificado que los dominicanos tienen depositados en bancos de Estados Unidos alrededor de tres mil millones de dólares por lo que planteó la necesidad de crear las condiciones para que esos recursos sean invertidos en el país a través del mercado de valores.

Castro, en un encuentro con periodistas de diversos medios, dijo que el mercado local de valores cerró el año 2017 con transacciones por 47 mil 144 millones de dólares y en el año actual se prevé que alcance los 52,000 millones.

Planteó además que el mercado de valores es una fuente de financiamiento de sectores importantes del país, incluyendo al Estado.

Afirmó que 20 años atrás era difícil creer que el Estado se financiara a través del mercado de valores.
Entre las primicias anunciadas por el superintendente de Valores fue que en enero del 2019 saldrá al mercado de valores la primera empresa local que venderá acciones al público. Dijo que se trata de una gran empresa local, pero no dio más detalles pese a la presión de los presentes.

De igual modo, se mostró partidario de que una parte de las acciones de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina sea vendida directamente al público, particularmente a pequeños y medianos empresarios.

Adelantó que los argumentos de algunos sectores en el sentido de que ese proyecto está sobrevaluado rodarán por tierra al momento en que el mercado establezca cuál es el costo real de Punta Catalina.