Articulistas

ALGO MAS QUE SALUD

ALGO MAS QUE SALUD

José Díaz

Etica en consultas por red

La ética médica prohibía las consultas por teléfono o cualquier otro mecanismo de comunicación, se requería que el equipo de salud, en especial el médico, viese personalmente en la intimidad de su consultorio, sea público o privado al paciente, y sólo a él, a menos que este requiriese compañía. Agregar, por si faltase algo el consabido secreto profesional que debía guardar el galeno de cuanto viese o se enterase en ese sagrado espacio.

Sin embargo, la modernidad, encabezada por la virtualidad, atosigada por la pandemia, ha obligado a las consultas por la red: Sky, WhatSapp, Zoom, Google Meet, Twitter, Instagram y mil recursos más. Por cualquiera de ellos se pueden conectar médico y paciente y se pueden apreciar lesiones, deformaciones, erupciones, heridas, golpes y muchas cosas más. Ya esto lo aceptan los organismos de salud.

Pienso que en algunos casos es la única manera de lograrlo por discapacidad del paciente, que no puede trasladarse al centro de salud, y que por muchas razones el médico no puede hacer una visita domiciliaria, especialmente cuidándose de no contagiarse del COVID 19.

Independientemente que por siglos la Semiología Médica manda ese contacto estrecho del médico con el paciente, pero no menos cierto es que hay muchas simplezas que se pueden resolver con una llamada de video, y que es tan efectiva como verla personalmente. La mayoría de las consultas psicológicas y psiquiátricas se hacen de esa forma.

Pienso, que en casos complicados debe darse la visita al centro de salud, sobre todo cuando se requiere la palpación o auscultación del médico y la realización de pruebas diagnósticas.

En estos días escuché un anuncio de un centro privado que tenía una aplicación para consultas por la red y lo motivaba para evitar la autoconsulta a Google que se ha vuelto inevitable. Cual que sea lo que nos depara la modernidad, en todo caso hay que guardar el respeto por la intimidad del paciente, que inevitablemente corre riesgo ante tanta gente que puede acceder a nuestros dispositivos y eso si que no es “algo más que salud”.

José Díaz

José Díaz