¿Qué Pasa?

Anna Indiana, la primera artista creada completamente con inteligencia artificial

Anna Indiana, la primera artista creada completamente con inteligencia artificial

Infobae.- La inteligencia artificial continúa generando una enorme controversia en el mundo de la música. Artistas como Bad Bunny, Liam Gallagher, Selena Gomez y Ed Sheeran, han compartido sus preocupaciones sobre esta herramienta, y ahora, la controversia se ha intensificado con la llegada de Anna Indiana, una artista generada completamente con inteligencia artificial.

La cantante lanzó su primer sencillo a finales de noviembre, asegurando que la melodía, el ritmo, la letra, su voz e incluso su apariencia, fueron creados completamente a través de la inteligencia artificial.

“¡Hola mundo! Soy Anna Indiana y soy una cantautora de AI. Aquí está mi primera canción, Betrayed by this Town. Todo, desde la tonalidad, el tempo, la progresión de acordes, las notas de la melodía, el ritmo, la letra y mi imagen y canto, está autogenerado usando IA. Espero que te guste”, declaró Indiana antes de entonar su tema debut.

F ymkkRbYAA5qp4 1

También te podría interesar: Criminales usan la IA para extorsionar familias de migrantes perdidos en la frontera

Como era de esperarse, la canción ha generado un sin fin de críticas en redes; la gran mayoría de comentarios aseguran que es una pieza genérica y evidentemente “robótica” que está lejos de imitar el talento humano, pero además, muchos han mostrado preocupación sobre la letra de Betrayed by this Town.

“Traicionados por esta ciudad / Vamos a derribarlo todo / Todos estamos destinados a caer, lo he perdido todo / Traicionado por esta ciudad / Vamos a derribarlo todo / Todos estamos destinados a caer, lo hemos perdido todo”, canta Indiana en el coro de esta pieza, dando un mensaje desolador e inquietante que se agudiza considerando que la canción fue creada enteramente por una máquina.

Tan sólo unos días después llegó una segunda canción: The First Step, que probablemente aprendiendo de los comentarios de la primera pieza, suavizó su mensaje desolador.

Los creadores de Anna Indiana aún se mantienen en el anonimato, sin embargo, la artista digital no ha tenido problema en compartir en sus redes cómo es su “proceso creativo”. Anna utiliza bibliotecas Python de código abierto, ChatGPT 4 para las letras, una voz sintética de Synthesizer V y el software Musicfy para evitar problemas de derechos de autor.

Su mismo nombre también ha generado desconcierto, pues se trata de un acrónimo que sugiere un cambio de paradigma hacia la total dependencia en IA: “Artificial Neural Networks Accelerate Innovative New Developments, Igniting A New Age” (Las redes neuronales artificiales aceleran nuevos desarrollos innovadores, encendiendo una nueva era).

Anna ha expresado su ambición de generar música original continuamente sin intervención humana, adaptándose al comportamiento de escucha pasiva y al fenómeno conocido como “streambait”, música diseñada para acumular reproducciones sin exigir mucha atención por parte de los oyentes. Esto plantea la cuestión de si la música generada por IA podrá llegar a competir con la creatividad humana o si simplemente se integrará como un nuevo subgénero aceptable dentro de la industria musical.

Los antecedentes muestran un aumento en músicos virtuales parcialmente generados por inteligencia artificial, desde Hatsune Miku en 2007, hasta la influencer virtual Miquela y el rapero cibernético FN Meka. La reacción hacia Anna Indiana es particularmente intensa debido a que ella representa el primer caso conocido de un artista totalmente desarrollado por IA, lo que plantea cuestiones sobre el futuro de la música y su originalidad.

Y ante todas estas críticas, Indiana tampoco se ha quedado callada, asegurando que solo es el inicio de una nueva era en la industria del entretenimiento.

“A todos los que me odian, por suerte las chicas de AI tenemos la piel gruesa. Puede que hoy no les guste mi música, pero como he dicho, este es solo el primer paso”.

El Nacional

La Voz de Todos