Aprendizaje y covid-19



1.-Cuando fui al supermercado de un pequeño pueblecito de Connecticut, me quedé asombrada. La gente competía por papel sanitario y cuando se acabó, arremetió contra las servilletas de papel. Los estantes estaban vacíos y la televisión no se cansaba de repetirle a la multitud que no agotara mascaras y guantes, ventiladores, que debían reservarse para la gente enferma, porque nada previenen.

2.-Todo estornudo era escuchado con espanto y la gente comenzó a saludarse al estilo japonés. Aunque los números publicados de víctimas no exceden las 1,500 personas en toda USA (murió un millón de iraquíes en la Guerra del Golfo), un pánico general ha invadido los Estados Unidos, país que comienza a comprender que no puede aislarse del mundo por mas aislacionista que sea su presidente.

3.-Y, lo que no logró el impeachment, y lo que no han logrado los medios de comunicación, parece que lo va a lograr un virus que para colmos tiene nombre en español. Cada declaración de Trump actúa como una bomba de neutrones en la Bolsa de Valores y he visto a mis amigos perder, en una o dos semanas, la mitad de sus pensiones acumuladas . Según sus cálculos les llevara otros diez años, como en el 1989, poder recuperarse.

4.-Descubrir que el mundo es una comunidad global y que el virus nos ataca a todos, sin distinción de país, clase, raza, o sexo. El planeta es uno y negar la importancia de la defensa del medio ambiente un suicidio.

5.-A Trump, quien intento sustituir la comunidad científica con su habitual despliegue de egocentrismo y soberbia, minimizando el virus, con terribles consecuencias, aprender que cada palabra suya afecta toda la ciudadanía donde le duele: en su bolsillo, puede costarle la presidencia.

6.-Y para nosotros, el virus Corona ha sido una reafirmación del poder de la divinidad (tanta injusticia y tanta barbaridad contra los refugiados, e inmigrantes, tantos asesinatos de juventud negra, tanto racismo descarnado) no podía continuar impune y el virus, como las plagas de Egipto, solo ha dejado inmune a la infancia, bellísimo metamensaje que me recuerda la plaga contra los primogénitos, descrita en la Biblia.

7.-Viendo lo positivo de lo negativo: El virus también ha sido un medio de reunificación familiar. La semana que comparti con mis amigos no salí de su casa y la pasamos conversando, leyendo, viendo viejas películas, celebrando cada nueva florecita que nos regalaba la incipiente primavera, el lento desvestirse de las rosas.

8.-El Corona Virus nos ha ayudado a constatar una vez más, que somos terrícolas y lo importante es la vida ¡que caray!; que estar vivos es un privilegio y una alegría.
¡La vida es bella!