Atletas RD hicieron valer orgullo patrio

A la izquierda María Dimitrova, a   la derecha Sasha Serena Rodríguez y detrás  Franchel Velázquez, del equipo de kata femenino dominicano, en plena acción.
A la izquierda María Dimitrova, a la derecha Sasha Serena Rodríguez y detrás Franchel Velázquez, del equipo de kata femenino dominicano, en plena acción.


Los dirigentes del Comité Olímpico Dominicano apuntaron a Toronto 2015, quizás con la idea de producir un golpe de efecto, ante una posible tormenta.
Pero los críticos, con razón, entendían que la participación dominicana en esa cita había sido un fracaso, por lo que colocaron el listón un poco más alto: Guadalajara 2011.
Estaba claro que superar 3 oro, 11 plata y 10 bronce no debía ser la meta, cuando en el 2011 los atletas dominicanos habían tenido una cosecha de 7 preseas doradas, 9 de plata y 17 de bronce.
Sólo cruzar los linderos de la cita mexicana del 2011 significaría un verdadero éxito para la representación dominicana.
No obstante, unos y otros (dirigentes olímpicos y críticos) se quedaron cortos.
Con mucho arrojo y gran gallardía los atletas quisqueyanos se entregaron en cuerpo y alma en una batalla con ribetes de epopeya, elevando el orgullo nacional.
En efecto: los atletas criollos superaron todas las expectativas al realizar la más exitosa actuación en la historia de la participación dominicana en Juegos Panamericanos.
Se equipararon incluso con los resultados de Santo Domingo 2003, cuando siendo sede República Dominicana, produjo 10 oro, 12 plata y 19 bronce.
República Dominicana cerró ayer su intervención en Lima, Perú 2019 totalizando 10 oro, 13 plata y 17 bronce, apoyándose fundamentalmente en disciplinas como el karate (la más exitosa en estos juegos con 7 preseas), levantamiento de pesas (6), y boxeo (seis) entre otras.
El medallero final no albergó nuevos huéspedes entre sus nueve primeros lugares, mientras los dominicanos se ubicaron el el puesto número 10, solo superados por Estados Unidos, Brasil, México, Canadá, Cuba, Argentina, Colombia, Chile y Perú.
La representación cubana descendió de un cuarto lugar en Toronto 2015, a un quinto en Lima, pero un descenso más drástico fue el de Venezuela, pasando de un octavo al décimosegundo.

Menos medallas

Como dato curioso,  la representación de Canadá logró en Toronto 2015, más medallas (78-70-71) que en los Juegos de Lima, Perú, donde finalizó con 35-64-53, para descender de un segundo lugar en el medallero a un cuarto puesto. De su lado México experimentó un avance con relación a los juegos anteriores, pasando del sexto al tercer lugar.