Carta de los Lectores

Basura en SDE

Basura en SDE

Carta de los lectores

Durante el taller “Preguntas y Respuestas sobre el Acuerdo de Escazú” celebrado  en los salones del ayuntamiento del municipio Santo Domingo Este, el diputado al Parlacen, Carlos Sánchez, exhortó a las autoridades a unirse a la lucha contra el cambio climático desde los gobiernos locales implementando para ello programas de trabajo ajustados a sus capacidades y funciones territoriales establecidas en la ley 176-07.

Para el parlamentario, los gobiernos locales están en condiciones de realizar acciones de mitigación al cambio climático en el momento en el que se encuentran promoviendo prácticas eficientes de transportes y movilidad urbana, así como modificando la forma de procesamiento de los residuos sólidos urbanos para evitar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los ayuntamientos pueden promover medidas de adaptación al cambio climático fomentando la construcción de obras más seguras, procesando  los residuos plásticos que se recuperan de la recogida de basura con los que se puede fabricar bloques para la construcción de viviendas seguras, así como contribuir junto al Gobierno Central en la restauración de paisajes urbanos y el levantamiento de bosques y huertos comunitarios en sus diferentes modalidades.

En el caso particular del ayuntamiento Santo Domingo Este, que es uno de los tres municipios más grandes del país, que procesa diariamente cerca de 150 toneladas de residuos sólidos a un costo superior de 380 millones de pesos mensuales, la construcción de una biorrefinería podría ser la diferencia para la solución de la basura y un aporte considerable a la reducción de gases de efecto invernadero como son el dióxido de carbono y el metano.

Sánchez, doctor en medicina, recordó que los ayuntamientos del país cuentan con las Unidades de Gestión Ambiental (UGAM), que deben ser fortalecidas como paso previo para impulsar políticas municipales que beneficien la municipalidad.

Sobre el tratado de Escazú el taller revisó las diferentes formas en las que el municipio puede colaborar para su ratificación en el país y su posterior puesta en marcha, precisando que será necesario organizar la población de los barrios en unidades de base que puedan asumir la demanda para convertirlas en actores participantes con facultad para otorgar permisos sociales en la implementación de obras que impacten el medio ambiente.

Por: Welington Melo

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos