Pulsaciones

Boca Chica: En conflicto

Boca Chica: En conflicto

El caso de Boca Chica pone sobre el tapete de manera inquietante las contradicciones en el Gobierno. El director del gabinete del sector agua del Ministerio de Economía, Gilberto Reynoso, advirtió la presencia en la playa de un alto contaminante que puede provocar fiebre en los niños.

Gilberto Reynoso

Por materia fecal y la bacteria denominada “Escherichia coli”, el funcionario afirmó que en el balneario hay un fuerte problema de insalubridad, debido a desechos provenientes de las comunidades Hato Mayor, Consuelo, Ramón Santana, San Pedro de Macorís, Juan Dolio y Boca Chica.

Para asombro de la opinión pública, el director del Inapa, Wellington Arnaud, negó que la playa represente peligro para los humanos. Basó su afirmación en 8 pruebas, cuatro superficiales y cuatro a fondo, para sostener que el balneario es seguro para la salud.

La contradicción sobre un asunto de salud no es tan simple. Boca Chica, como balneario más popular del país, es usado por miles y miles de personas hasta en invierno. Se tiene la impresión que en la contradicción ha primado lo político sobre lo técnico.

¿Qué ocurriría si ambos estudios son analizados o si se realiza un tercero para establecer la realidad? En lo que el hacha va y viene los funcionarios tendrá que ponerse de acuerdo sobre muchos asuntos, porque diferencias como la que se advierte en el gabinete sobre el agua y el Inapa dejan mala impresión en el Gobierno.

Hay muchas otras que se han dado, aunque no sean tan visibles como esta que ha tenido a Boca Chica en el epicentro.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos