Cambiemos el “Yo”

16


Viendo la situación de confrontación e incertidumbre dentro del partido oficial que mantiene enfrentada dos corrientes, dos líderes, dos “Yo” dentro de esta institución, vemos interesante y pertinente traer a colación el memorable discurso de graduación ofrecido por Arnold Schwarzenegger en la Universidad de Houston en el 2017. En este motivador mensaje de este famoso y polifacético personaje reflexiona sobre la necesidad de que cambiemos el “Yo” por el “Nosotros” porque en esta vida y en todos sus aspectos creer que podremos lograrlo solos en un mito porque aunque tengas la pasión, el entusiasmo y creas tenerlo todo para alcanzar el éxito siempre necesitaras ayuda de los demás, trabajar en equipo, porque el nosotros puede más que el yo. Nos invita a que destruyamos el espejo que solo nos hace vernos a nosotros mismos y ver más allá del mismo.

En un equipo se impone
el nosotros

Estas reflexiones de un batallador de origen humilde que ha triunfado en cada rol en que ha incursionado desde ser atleta siendo campeón mundial varias veces de fisicoculturismo, actor y héroe de acción protagonizando películas taquilleras, hasta en la política logrando ser por dos periodos Gobernador de California del 2003-2011, ha reconocido públicamente sus logros y conquistas , pero también sus caídas y la invaluable ayuda que ha recibido de otras personas en esos momentos, por eso nos invita emotivamente a recordar la importancia de dar y recibir, recibir y dar, intercambios tan necesarios en los actuales tiempos donde privan el personalismo y la apatía hacia los demás, ignorando que cada momento es perfecto para practicar la solidaridad, la empatía.

Debemos dar y recibir
Es muy propicio este mensaje de reflexión para que cambiemos el yo por el nosotros ahora que la situación política se encuentra caldeada, los egos desbordados que nos hacen comprobar que los intereses particulares, bajo sublimes causas y justificaciones en ambos bandos, están por encima del interés nacional, de nuestra economía y de la democracia misma. Si estuviésemos aplicando el modelo norteamericano como una vez se aprobó, dos periodos y nunca jamás, nada de esto estuviera ocurriendo y genoma ancestral del caudillismo fuera un mal superado.