Cartas de los lectores



La política y Trujillo

Señor director:
Los Toros del Este que ganaron la serie regular, round robin, serie final y la Serie del Caribe se destacan con una hazaña histórica en la pelota criolla dominicana, lo cual se conoce como “el Grand Slam”. A pesar de que a principio de temporada, con un récord que creó dudas de su desempeño en el torneo invernal de un juego ganado y 5 perdidos, dejó atrás a todos los equipos tradicionales con grandes recursos económicos y fanaticadas como son: los Tigres del Licey, los Leones del Escogidos y las Águilas Cibaeñas.

Este fenómeno en el deporte nacional que le da la corona caribeña a un equipo no tradicional, podemos vaticinar que de la misma manera Ramfis Domínguez Trujillo, se alzará con el triunfo electoral en las próximas elecciones de mayo 17 del 2020. De igual forma su campaña presidencial comienza con dudas, e incertidumbre por su ascendencia familiar con el apellido Trujillo, lo cual terminará dentro de dos semanas con su certificación con la Junta Central Electoral (JCE). Este dará la batalla campal a todos los políticos que han secuestrado y sometido a nuestro país por más de dos décadas.

Los Toros que contaron con el apoyo de sus fieles fanáticos a principio de la campaña, hoy cuentan con el respeto y orgullo de todos los dominicanos por su gran desempeño y representación de los colores patrios en la Serie de Caribe. Sin importar, si usted es Liceísta, Aguilucho o Escogidista está lleno de alegría por la gran triunfo en el torneo caribeño.

Un equipo que gracias a la entrega en cuerpo y alma de su gerente general, Ramón Abreu, quien con lágrimas en los ojos desglosa de brazos con su esposa y madre que desde niño soñó con ver a su equipo los Toros ganar ambos torneos de béisbol invernal y el campeonato de la Serie del Caribe.

De la misma manera, este político que lleva el apellido de un dictador, está comprometido a rescatar el país, por su amor al pueblo dominicano y así cambiar la percepción de que no todo aquel que lleva el apellido Trujillo es un asesino y dictador.

Estamos seguros que cuando Ramfis sea presidente, aquellos que hoy lo odian por su apellido, hasta aquellos que se benefician del gobierno y los más necesitados se unirán con orgullo por su desenvolvimiento en su gestión presidencial. Lo triste es que hay dominicanos que no aborrecen, tanto los apellidos Medina, Fernández y Abinader que se ha comprobado ser las reales amenazas para la salud de la democracia.

Atentamente,
Elvin Dominici