CASC estima “pataleo” resistencia alza salario

La Confederación Autonoma Sindical Clasista-CASC, celebró una misa de accion de Gracias al conmemorar los 50 años de su fundación, oficiada por Mons. Francisco José Arnáiz, en la catedral primadad de América.
Gabriel del Rio Doñe, Sec.General de la CASC y otros sindicalistas.
Hoy/ Rafael Segura
Imagen digital / 28/01/2012
La Confederación Autonoma Sindical Clasista-CASC, celebró una misa de accion de Gracias al conmemorar los 50 años de su fundación, oficiada por Mons. Francisco José Arnáiz, en la catedral primadad de América. Gabriel del Rio Doñe, Sec.General de la CASC y otros sindicalistas. Hoy/ Rafael Segura Imagen digital / 28/01/2012


Santo Domingo.-El Presidente de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) calificó el sábado como “pataleo inconcebible” la advertencia de un sector de la Federación Dominicana de Comerciantes, de que protestará y no pagará el aumento de 14% dispuesto por el Comité Nacional de Salarios (CNS), en el sueldo mínimo de los trabajadores.

Gabriel del Río dijo que por más que protesten, los empresarios tendrán que aceptar el aumento, el cual calificó como “insuficiente para cubrir el costo de la vida”.

Del Río criticó las amenazas de paros que ha hecho dicho sector, al considerar que el país no está en condición de soportar situaciones de ese tipo.

El pasado jueves, el presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes, Iván García, dijo que la próxima semana se anunciarán “paros escalonados”, que comenzarán con movilizaciones provinciales, luego regionales y finalmente una jornada nacional.

Los pequeños empresarios alegan que no estuvieron presentes cuando se dispuso el incremento salarial. García se preguntó ¿cómo es posible que un colmado o un salón de belleza (…) tenga que pagar 17 mil 600 pesos de salario mínimo, igual al que pagan los grandes bancos y la gran industria del país?.

Sobre ese anuncio, Del Río opinó que el país necesita vivir en paz y que no se puede hablar de protestas, sino, de respetar la decisión que tomó el CNS, sobre el aumento salarial.

“El país está muy agitado y consideramos que esa rebeldía es inconcebible. Ese aumento no resuelve el nivel de pobreza en que está sumida la clase trabajadora, pero aceptamos el incremento del 14% porque ya no había otra alternativa”, dijo el dirigente sindical. Reconoció que los empresarios tienen derecho a una revisión, pero que al final tendrán que aceptar la decisión del CNS.

Del Río habló del tema al participar en un encuentro de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril), en el local de la Central Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), ubicado en el sector Villa Juana, en la capital.

La actividad tuvo como finalidad analizar el alcance de la atención primaria en el país, y fue encabezada por el superintendente de Salud y Riesgos Laborales, Pedro Luis Castellanos.

El funcionario destacó la importancia de la atención primaria, tras asegurar que el 80% de los problemas de salud de la población pueden atenderse mediante ese sistema sanitario.

En el panel también participó el doctor Pedro Ramírez, de la Unidad de Estudios Especiales de la Sisalril, así como representantes de la CNTD, CASC, el Foro Ciudadano y otras organizaciones sindicales.

Un apunte

Muy poco

El incremento salarial solo se aplicará al sueldo mínimo, según la disposición del Consejo Nacional de Salarios. Gabriel Del Río cree que el salario de la mayoría de los trabajadores es muy inferior, debido a que no compensa el elevado costo de la canasta familiar.