Pulsaciones

Caso canódromo: En el limbo

Caso canódromo: En el limbo

Ysabelita de los Santos Pérez

Genera mucha suspicacia que a cuatro meses de la investigación dispuesta sobre las denuncias de irregularidades en el canódromo El Coco todavía no se conozcan los resultados.

La demora o la retención del informe dan fuerza a la percepción de que el escándalo podría engrosar la infame galería de casos impunes, en contraste con la cantaleta de la reforma policial.

Como es inconcebible que la comisión pueda ser tan ineficiente se conjetura que la Policía busca proteger a la coronela Ysabelita de los Santos Pérez y a otros sobre algún tipo de anomalía en el canódromo.

Filmada y fotografiada cuando agredía con un palo de golf al defensor del Pueblo, otros miembros de la entidad y periodistas cuando fueron a investigar las denuncias, la oficial dijo que le habían dicho que se trataba de intrusos. O sea, que en lugar de aplicar la ley con la detención y sometimiento a la justicia de cualquier supuesto intruso, la oficial se toma las libertades de ejercer acciones a su manera.

Durante los sucesos también se violentó una cámara de un fotógrafo de Listín Diario. El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, ni el director de la Policía, Eduardo Alberto Then, pueden permitir que el escándalo del canódromo quede sin aclarar.

Además de una mancha, la impunidad desacreditaría el discurso sobre la reforma policial. Casos como el de David de los Santos y el del peluquero de Santiago ya han hecho bastante daño a la imagen de la Policía.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos