Como cada Domingo



Angélica y Marisol

Angélica es una película puertorriqueña independiente que inició su rodaje en 2014 y que se vino a estrenar en 2017, largo proceso de producción y de falta de fondos para producciones valiosas no tan atractivas comercialmente, que expone en la pantalla un tema que nadie antes en Borinquen había tratado: el racismo, sobre todo el intrafamiliar.

Marisol Gómez Mouakad es su directora, cineasta que se formó académicamente en New York y que tiene en Angélica, su opera prima.

Con este título, esta directora ha demostrado que para hacer una gran película, no hace falta un gran presupuesto. Angélica es eso: un gran tema, una notable realización artística y una denuncia valiente que expone un tema respecto de cual mucha gente (incluso muchas de aquellas que promueven, ya muy comercialmente, modas del peinado original y de raíces) miran para otro lado.

La película se está exhibiendo esta semana en el Palacio del Cine de Sambil en la única tanda de 9 y 40 de la noche.

Quienes aman el cine verdadero, esos que sienten la pasión y el disfrute de lo bien hecho en pantalla, esas personas que luchan auténticamente (no por modas) contra el racismo, tienen en Angélica una excepcional oportunidad de sentir un enfoque artístico caribeño del tema.

Angélica pasara a exhibirse en Blue Mall y Las Colinas Mall (ambos de Palacio del Cine), empresa que ha decidido dar espacio a una producción independiente de este nivel.

Su directora Marisol Gómez Mouakad, ha estado en el país promoviéndola, porque es una militante estética de compromiso.

Quienes deseen ver como se hace una película de valor artístico y social, ahí tienen a Angélica. Se la recomiendo.