Como cada domingo



El  nuevo gran director.-

 

PÁGINA 31 SOSAHe visto, en el 44 Festival Huelva de Cine Iberoamericano, La isla rota (Félix Germán, 2018), cinta de época que tiene como trasfondo el genocidio haitiano por parte de Trujillo en 1937, y he quedado convencido de que Félix Germán es uno de los nuevos grandes directores de cine nacional, que de paso entrega las tres mejores actuaciones que le he visto a Argenis Pérez Sosa, Manny Pérez y Frank Perozo.

Félix Germán, que tuvo su primera experiencia de cine en 2005 con la comedia La maldición del Padre Cardona, producida por Manuel Corripio, cinco años antes de promulgar la Ley Nacional de Cine, realmente nace ahora como director internacional con La isla rota, una proeza artística y técnica que incursiona en un episodio crucial de nuestra historia, que respeta, mediante una dirección de arte profesional y cuidadosa, la época en la que se enmarca, y que puede representar con dignidad el cine dominicano en cualquier pantalla del mundo.

La película dominicana La isla rota, producida por Carlos Germán, con guion de Luis Arambilet y que acaba de impresionar los cineastas españoles en el 44 Festival de Huelva de Cine Iberoamericano donde fue exhibida fuera de competencia. Quienes la vimos allí quedamos bajo el impacto de un drama realizado con sentido y respeto del cine universal. La isla rota rompe con el localismo, principal limitante de buena parte de la producción del cine nuestro.

Ha recibido ya el Premio Alex North a la mejor partitura original para largometrajes, máximo galardón otorgado en el Festival Internacional de Música para Cine, en Islas Canarias, España, por su partitura original creada por el director musical y compositor español Sergio Jiménez Lacima, junto a la Budapest Art Orchestra, dirigida por Peter Pejtsik y grabada en el estudio 22 de la Radio Húngara en Budapest y en el III Festival de Cine Histórico de Teerife, Islas Canarias, ha triunfado como mejor largometraje por lo cual recibió el Premio Accesit.

La isla rota, un drama que retrata de manera certera la compleja relación de República Dominicana con Haití, se desarrolla en la tercera década del siglo pasado y narra la historia de Guy, un niño haitiano que escapa de la pobreza en su país y al que le toca presenciar el terrible asesinato de sus padres al cruzar la frontera hacia República Dominicana. La isla rota es la gran película de 2019, cuando llegue a pantallas.