Semana

Como cada Domingo

Como cada  Domingo

José Rafael Sosa

No he visto (estoy fuera del país) la película La fiera y la fiesta, que inició sus proyecciones el jueves en Fine Arts (Novo Centro), dirigida por Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, producción de Aurora Dominicana, Batú Films, y Lántica Media en coproducción con Pimienta Films (México) y Rei Cine (Argentina), rodada en estudios de Pinewood República Dominicana, protagonizada por Geraldine Chaplin, pero me inclino con reverencia a todos los talentos involucrados en este proyecto por la trayectoria y la calidad que atesoran, y muy especialmente por un artista integral, que incluyó entre sus esferas de acción, el cine y la producción televisiva, lastimeramente, hasta ahora, poco conocido realmente en su valor estético, por la huella y los precedentes que dejó y que merecen mucho más que la admiración. La memoria de Jean Luis Jorge, lo que requiere es respeto.

Fue un artista que lo subestimamos en su país en el cual solo le permitimos producir programas televisivos de entretenimiento, en los que impregnó su talento, no obstante.

Laura Amelia Guzmán e Israel conforman la pareja artística, y real, de mayor trascendencia en nuestro cine y han evidenciado una postura valiente al momento de decidir sus temas, alejados del temor de que pudieran no ser “vendibles”, venciendo el chantaje del facilismo mercantil de las boletas.

Esta no es una película dominicana más. Es la película más íntima, sentida y personal de sus dos directores, y que fuera selección oficial en la sección Panorama en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) 2019, en el cual impresionó a público y críticos.

Su primer cortometraje Oh, my crazy aunts! fue galardonado con una mención especial en el Festival de Cortometrajes de Atlanta, Georgia.

En 1973 realizó en Estados Unidos como director, productor y guionista el largometraje, hablado en francés, La serpiente de la luna de los piratas dedicada a la actriz Greta Garbo, galardonada con el Gran Premio Cinémad´Aujourd´hui en el Festival de Cine Joven de Toulon.

Sus biógrafos dicen; “Jean-Louis Jorge era poseedor de un talento excepcional, refinado y extravagante cuya predilección por lo kitsch y trasgresor lo ubican, visto desde una perspectiva contemporánea, como un antecedente del cine de Almodóvar”.

José Rafael Sosa