Consejos para evitar la “Olla” de enero



En esta época navideña hay un alto riesgo de que nos salgamos del presupuesto, adquiriendo artículos que necesitamos y otros que muchas veces no son tan necesarios.

La llegada de un nuevo año puede ser la ocasión ideal para transformar tus hábitos financieros e iniciar un año 2020 si deudas, y con menos remordimientos por haber gastado todo el dinero en compras que muchas veces no necesitas.
Alejandro Fernández, editor económico y financiero del Noticiero Estelar de Telenoticias, Canal 11, nos da siete tips básicos para poner en práctica con el objetivo de administrar de una mejor forma las finanzas durante esta época y todo el año.

Prioriza en lo más importante

Define tus metas, y no solo las tuyas, las de tu familia o tu pareja también. Háganlo conjuntamente. Con esas metas, propósitos o aspiraciones claramente definidas, invierte o destina tus recursos financieros para irlos construyendo o logrando, aunque sea poco a poco. Si vas a estar haciendo alguna compra importante, pregúntate: ¿Esta compra me está acercando o distanciando de las metas o aspiraciones que mi familia y yo entendemos que son prioritarias?

Ponle un tope

Del dinero que te entre ahora en Navidad, sin dudas que saca una parte para fines de gastos discrecionales o de diversión o para compartir y regalar. ¡Claro que sí! Pero ponle un límite, un tope. Si no lo haces, al final terminarás gastándolo todo en gastos superfluos (sin ni siquiera darte cuenta que lo hiciste) y habrás sacrificado los aportes necesarios a tus planes de ahorro o metas de largo plazo.

Una idea para ponerle un límite al gasto discrecional es abriendo una cuenta de ahorros con tarjeta de débito y depositar en esa cuenta aquella parte de tus ingresos o de tu doble sueldo que quieras utilizar para regalar, “chulerías” y otros gastos discrecionales. Puedes usar esa cuenta de forma flexible y libre, pero cuando se acabe el dinero que esté en esa cuenta, “no more chulerías for you!”.

Maneja dinero plástico

Aprende a manejarte con el dinero plástico. Muchas veces me preguntan que ‘cuántas tarjetas de crédito debo tener’. La realidad es que si no te sabes manejar adecuadamente con una, si eres “alegre” o compulsivo con el gasto, o si no entiendes el cómo funcionan las tarjetas de crédito o si se te hace difícil presupuestarte o planificar tus finanzas, entonces lo ideal es que no tengas ninguna tarjeta de crédito.

Y si tienes una, úsala solamente para pagar tus gastos fijos y no salgas a comercios o tiendas con ella, porque bien te podrían facilitar o hasta incentivar el gasto compulsivo o desordenado.

Evita deudas tóxicas

Evita las deudas, sobre todo las tóxicas (como los financiamientos de saldos de tarjeta de crédito o, mucho peor, los “réditos” de prestamistas y usureros). Cualquier gasto discrecional (regalos, etc.) que tengas que hacer, lo ideal es que lo hagas con tus propios recursos, con tus ahorros. No tiene sentido endeudarse, “meterse en un lío” para solventar un gasto innecesario. Evítalo.

Construye un “clavo”

En cuanto a en qué invertir tu doble sueldo, no me cabe la menor duda que lo ideal fuera: (1) En construir un pequeño “clavito” o fondo de emergencia, para gastos imprevistos que te puedan surgir el año que viene. (2) En saldar las deudas tóxicas que tengas en la actualidad. (3) Para aprender a invertir en el mercado de valores de nuestro país. (4) Para dejar un ahorro o reserva para gastos fijos que sabes que se materializarán en el próximo año y (5) Para hacer algún tipo de donación u obra social en solidaridad con los que son menos afortunados que tú.

El karma existe, el bien que hagas a otro, estoy segurísimo, se te devolverá y con intereses.

Reflexiona tu manejo

Aprovecha este fin de año para reflexionar sobre cómo te manejaste financieramente en el transcurso del 2019. ¿Qué hiciste bien? ¿Qué hiciste mal? ¿Que no repetirías en el 2020? ¿Qué puedes hacer ahora para que inicies el año que viene en mejor pie que en el 2019? Por ejemplo, si vas a utilizar tu doble sueldo para saldar o pagar deudas tóxicas, pregúntate: ¿Qué fue lo que te llevó a gastar por encima de tus ingresos por lo que tuviste que acumular esa deuda en primer lugar? ¿Qué puedes hacer en el futuro inmediato para que eso no se repita, de tal forma que de aquí a 12 meses tu próximo doble sueldo lo puedas utilizar para construir tu futuro, no para saldar tus deudas del pasado.

Espíritu de la Navidad

Recuerda que el espíritu de la Navidad, no se trata de cosas materiales o gastos innecesarios u otros excesos superfluos. De verdad que no. Lo importante es la vida, tu familia, tu salud, la relación que tengas con tu Dios y los tuyos. Valora lo que tienes y se agradecido.

UN APUNTE

No al consumismo

No permitas que el consumismo te domine, no te dejes llevar de la publicidad que encontrarás en los medios y las redes sociales. Como alguien ya escribió, no permitas que la presión social te lleve a gastar dinero que no tienes para adquirir cosas innecesarias para tratar de impresionar a terceros que de todas formas te van a criticar. Es tu dinero, inviértelo en tus prioridades y en tus metas, no en la de otros.