Cuatro Caminos villa de dominicanos en la capital española



MADRID, España. Cuatro Caminos es una de las zonas más pobladas por dominicanos en Madrid, donde no todo es delincuencia y sus pobladores se dedican a diferentes labores para matenerse y enviar remesas.
Actividades como las de peluquería, trabajos en salones de belleza, venta de comida, agencias de envíos, minimarkers y hasta de auxiliar de enfermería son de las principales realizadas por dominicanos para ganarse el pan de cada día.

Es un barrio administrativo de Madrid perteneciente al distrito de Tetuán y situado en la zona noroeste de la ciudad. Recibe el nombre de Glorieta de Cuatro Caminos, importante nudo de comunicaciones madrileño.

Los límites del barrio son al sur con la calle Raimundo Fernández Villaverde, al norte con la calle de San Germán, que lo separa del barrio de Castillejos; al oeste con la calle Bravo Murillo y al este con el paseo de la Castellana.

El denominador común de las personas abordadas es mejorar sus condiciones de vida, situación que afirman los obligó a emigrar y sostienen que no se arrepienten de haber dado ese paso importante en su vida.

Los entrevistados por reporteros de El Nacional coincidieron en señalar que sólo irán a su país natal de visita, nunca de retirada porque ya tienen garantizada su forma de vida.

“En este lugar no todo es color de rosa, hay gente buena y gente mala y algunos se dedican a cometer actos delictivos”, dijo un español dominicanizado que solo se identificó como Balaguer y se autodefinió como muy popular en la zona y un boschista de sangre.

Francisco Alberto Concepción, de 39 años, tiene seis años en España, se instaló en el barrio Usera, se puso a hacer un curso de auxiliar de enfermería y durante sus estudios distribuía papeles de publicidad. El curso duró un año y dos meses y ahora trabaja en el Centro de Salud Sergesa Bobadilla que se dedica al cuidado de personas con problemas de salud como Alzheimer y Parkison.

Dice que le gusta su trabajo. En Santo Domingo se dedicaba al concho en la avenida Independencia y a manejar un camión en Apolo Carga.

Sus estudios fueron validados por la comunidad de Madrid para poder trabajar y cuenta que pocos dominicanos realizan ese tipo de labores.

Edwin Méndez Rodríguez, de Azua, con 23 años de edad, llegó cuando tenía 11 años, a diferencia de sus compatriotas reside en el barrio Usera, y cuando llegó a España trabajó en salones de belleza, venta de comida y peluquería, oficio que actualmente realiza en la peluquería Brother.

Delivery en bicicleta

El hombre llegó parao… parao, Jeury Féliz, dijo soy de Barahona, con dos meses de tener su nueva hábitat ya es delivery de un restaurant que abordo de una bicicleta distribuye la comida.

Dijo que escogió para vivir a Cuatro Caminos porque ahí vive la mayoría de la gente de su pueblo, además de que tienes más oportunidad de trabajo.

A su juicio y con poco tiempo en la zona más poblada por los dominicanos en Madrid, dice que hasta el momento ve que sus paisanos se portan bien. Explica que cuando pasen dos años estará pensando volver a su país, pero de visita.

La señora Aquina Santana, con 26 años residiendo se dedica a trabajar hotelería, donde realiza las labores de cocinera.

Tiene tres años que no viaja al país y al preguntarle qué es lo que más añora de República Dominicana, explotó en carcajadas y dijo que extraña todo. “Estoy aquí porque está mi familia, aquí viven mis hijos, trabajamos aquí”.

El restaurant Aroma Latino, donde venden únicamente comida dominicana en pleno Madrid. Chalas, como todos lo conocen, dice que no todos los dominicanos que viven fuera hacen cosas malas. Vive en Madrid desde el 2006, trabajando todo el tiempo para garantizarle a sus familiares una vida digna, llenar de orgullo al país y demostrar que si se puede.

“A veces los comienzos son duros, pero hay que seguir tirando hacia adelante”, porque después de 17 años de vivir en Cuatro Caminos, logró establecer su propio negocio.
“Aquí no es todo delincuencia, como mucha gente piensa”, dijo.

Dicho …

“Vivir en España para mí, es como si estuviera en la Luna”

…Y hecho

Platos típicos
Los dominicanos interesados en comer sus platos típicos tienen un lugar de 10:00 de la mañana hasta las 12:00 de la medianoche. Explica que al lugar visitan con frecuencia españoles, cubanos, colombianos y por supuesto los quisqueyanos.

 

3 1