Articulistas

DE SALUD Y OTRAS COSAS: La muerte de David

DE SALUD Y OTRAS COSAS: La muerte de David

César Mella

Por César Mella
cesarm2@codetel.net.do

La muerte de David |

David de los Santos Correa, joven dominicano graduado en educación física, murió a consecuencia de los golpes que recibió en un destacamento de la Policía Nacional luego de ser detenido en la Plaza Ágora Mall y conducido al destacamento policial del ensanche Naco en la ciudad de Santo Domingo.

En esos días de forma epidémica otros dos jóvenes habían fallecido a consecuencia de la brutalidad policial en San José de Ocoa y en Santiago.

Todos en destacamentos policiales.
Múltiples hipótesis se han levantado sobre el homicidio de David.

Se trata de un joven hacendoso, pacífico, el único varón de cuatro hermanos, que estaba construyendo su propia vivienda para su madre y sus familiares.

No se le conoce vinculación amorosa ni antecedentes psiquiátricos.

Su pasión: el fisiculturismo.

En la tarde del día en que fue apresado se relata que tuvo un intercambio de palabras con la o las empleadas de una tienda de artículos deportivos de la referida plaza, lo que provocó que ellas se dirigieran al departamento de seguridad de Ágora Mall en procura de protección.

La persona que fue objeto de la amenaza por parte de David hasta ahora no ha sido identificada.
Ante la corpulencia de David los de seguridad llamaron a la Policía y el joven es esposado y sentado dentro del local comercial en donde se estaban desarrollando los hechos.

David se agita y golpea un archivo al parecer reclamando que no hay razones para ese trato.
Las aguas toman su nivel y ya detenido y esposado se le conduce al referido destacamento en donde después de un forcejeo se le introduce violentamente en una celda que compartirá con cuatro detenidos, uno de ellos haitiano.
Varias interrogantes:
¿por qué David salió de la casa sin documento alguno?
¿Qué tenia David como tormento?
¿Pues en los últimos días es descrito como apesadumbrado por su familia?
¿Por qué pasó casi dos horas subiendo y bajando en el interior de la plaza sin propósitos aparentes?

El conocía muy bien la Plaza pues trabajaba en un call center de la vecindad.
Un psiquiatra después de una experticia pudiera hipotetizar que estábamos frente a un paciente agitado cursando una fase hipomaniaca o quizás maniaca de la llamada enfermedad bipolar.

La Policía estimuló que los demás detenidos golpearan salvajemente al recluso, incluso esparció el temido gas de pimienta al interior de la celda.

Amaneció semi comatoso y fue llevado al hospital Moscoso Puello y dado su agravamiento progresivo, fue trasladado de ese hospital al Darío Contreras en donde murió.

El detenido fue esposado con ambas manos por detrás (espalda baja); se le negó la comunicación telefónica con sus familiares; se le golpeó salvajemente, lo cual era innecesario; se le mintió y se ocultó información a sus familiares sobre su situación de salud y sobre su paradero.

Esta institución podrida de más de 70 años de existencia conserva el autoritarismo trujillista y tiene un no envidiable récord de muertos en “intercambio de disparos”, torturas y homicidios diversos.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos