Mundo

Declaran inocente a hombre después de 32 años en prisión por crimen que no cometió

Declaran inocente a hombre después de 32 años en prisión por crimen que no cometió

Northern California Innocence Project / AP

SAN FRANCISCO (AP) .- Un hombre de California que pasó más de tres décadas tras las rejas por un asesinato que no cometió fue exonerado del crimen el lunes, allanando el camino para su liberación de prisión, dijeron las autoridades.

Joaquín Ciria, que ahora tiene 61 años, fue arrestado en 1990 y condenado por muerte a tiros en San Francisco con base en testimonios falsos de testigos y conducta indebida de la policía, dijo la fiscal de distrito de San Francisco, Chesa Boudin, quien desestimó el caso contra Ciria el lunes después de que un juez anuló su convicción.

El caso de Ciria marcó la primera exoneración impulsada por la Comisión de Inocencia del Fiscal de Distrito, que fue establecida por Boudin en 2020 para revisar posibles casos de condena injusta.

“Hace 32 años, te separaron de tu esposa y tu bebé, y eso se debe a que el sistema te falló catastróficamente”, dijo Lara Bazelon, presidenta de la comisión, durante una conferencia de prensa junto a Boudin y miembros de la familia de Ciria. “Ahora, por fin, tienes la oportunidad de recuperar tu vida”.

Ciria fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua por la muerte a tiros de Félix Bastarrica, quien recibió un disparo en la cabeza después de una discusión en un callejón de San Francisco.

Una investigación de 18 meses realizada por la comisión localizó nuevos testigos y pruebas y encontró «una cascada de errores» en la forma en que se manejó el caso, incluida la coerción policial del testigo clave, que en ese momento era un adolescente, dijo Bazelon, profesor de la la Facultad de Derecho de la Universidad de San Francisco.

“No hubo ADN, ni huellas dactilares, ni se recuperó nunca el arma homicida”, dijo, y agregó que Ciria siempre había mantenido su inocencia y tenía dos testigos de coartada que dijeron que estaba en casa en el momento del asesinato, pero nunca fueron llamados por el defensa, posiblemente porque sólo hablaban español. “Si un jurado hubiera escuchado este caso hoy, no habría habido una condena”.

El momento de la liberación de Ciria no se conoció de inmediato, dijo la oficina de Boudin.

«Señor. Ciria lleva más de 30 años en prisión por un delito que no cometió”, dijo Boudin. “Hoy celebramos la justicia atrasada, pero no podemos dejar de trabajar para deshacer otras condenas injustas”.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos