Primera Fila

Despejado

Despejado


El presidente electo de Perú, Pedro Castillo, iniciará su mandato con el camino despejado después que su contrincante, la derechista Keiko Fujimori, aceptó los resultados.

Con una diferencia de apenas 44,263 votos, Castillo, de tendencia izquierdista, sabe lo polarizado que ha quedado un país de por sí levantisco.

En la transición ha enviado algunas señales que han tranquilizado los mercados, como la ratificación del gobernador del Banco Central y algunos funcionarios del área económica.

Pero tendrá que emplearse a fondo para bajar las pasiones y lograr la reconciliación que necesita la nación. La decisión de Fujimori de reconocer la victoria de Castillo representa un importante aporte para la estabilidad social que demanda el país después de las fuertes tensiones a que estuvo sometido por la resistencia a acatar los resultados.

El Nacional