EDITORIAL: Alarmante drama

16_Opinión_11_1,p01


República Dominicana figura entre los 13 países con mayor tasa de niños y niñas a nivel mundial que contrajeron matrimonio antes de los 18 años, además de poseer la más alta tasa de embarazo entre adolescentes, un drama que conlleva a exclusión social y pobreza extrema.
Sólo Honduras tiene un porcentaje mayor de uniones en los que se involucran menores, mientras las otras naciones pertenecen a África y Asia, donde imperan culturas o creencias religiosas que permiten o promueven el matrimonio infantil.
Sonia Vásquez, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas, mostró preocupación también por la alta incidencia de niñas unidas a hombres con edades de 10 años mayores que ellas, la mayoría de las cuales procura mejorar sus condiciones económicas.
Alarma saber que de cada mil adolescentes, el país cuenta con 90 embarazadas, más del doble del promedio a nivel mundial que es de 44 y de 62 en América Latina, lo que se agrava con el dato de que la tasa de menores con pareja alcanza un 36 %.
Gobierno y sociedad muestran crasa indiferencia ante dramático cuadro de tan elevada población de niños, niñas y adolescentes que contraen matrimonio o que están en situación de embarazo, lo que eleva la deserción escolar, vulnera la familia, incrementa los niveles de desempleo y exclusión social.
Vásquez, invitada al Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, dijo que los datos sobre alta incidencia de matrimonio y embarazo entre adolescentes están contenidos en el informe “Un asunto pendiente: la defensa de los derechos y libertad de decidir de toda persona”, elaborado por esa agencia de la ONU.
Por alguna razón, todavía incomprensible, prevalece aquí un marco legal que provee impunidad a tipos de agresiones sexuales o violaciones de que son objeto niñas, niños y adolescentes, injustamente incorporado a la mayoría de edad y a la exclusión social a través de uniones con adultos.
La nación dominicana arrastra la vergüenza de figurar entre los primeros 13 países a nivel mundial con mayor tasa de niños y niñas que contraen matrimonio antes de los 18 años, así como la mayor tasa del mundo en porcentaje de menores embarazadas. Que cada quien arree su propia culpa.