Baloncesto

Edwards no necesita conocer a A-ROD

Edwards no necesita conocer a A-ROD

Por Eugenio Miranda—

(ESPN) Tanking’ es un término que se utiliza mucho cuando se acerca el tramo final de la temporada regular de la NBA.

La campaña 2021 no ha sido fácil para los Minnesota Timberwolves debido al Covid-19, lesiones y cambio de entrenador, no obstante han tenido algunas luces en la figura de Anthony Edwards.

El pick número 1 del Draft del año pasado se ha combinado bien con el dominicano en cancha, e incluso aunque se pudiera pensar que con los partidos que KAT estuvo ausente, Edwards habría tenido mayor protagonismo ofensivo, no fue así.

Edwards en 34 partidos jugando junto al dominicano promedia 19.9 puntos por encuentro, 5 rebotes y 2.9 asistencias, mientras que en los encuentros que Towns no ha participado sus promedios bajan a 15.5, 3.4 y 2.1 con solo 4 minutos menos de acción.

Cada partido ambos salen entre las mejores jugadas del encuentro, pero lamentablemente para Minnesota esto no se ha traducido en victorias.

Aunque en teoría, la llegada de D’Angelo Russell era con el fin de que se convirtiera en el ‘sidekick’ de Karl-Anthony Towns, Edwards tiene las condiciones, habilidades y el talento para sacar lo mejor del dominicano.

Minnesota necesita suerte en la lotería del Draft ya que si no cae entre las primeras tres selecciones, le correspondería a los Golden State Warriors por la negociación en el que cambio que envió a Andrew Wiggins al conjunto de la bahía. La protección se pierde en el sorteo de 2022.

Así que aunque las expectativas eran altas para esta temporada, no debe considerarse un total fracaso en caso de conseguir una de las tres primeras selecciones del Draft, y no es pensar en ‘tanking’, es pensar en que el nuevo y fresco inicio que pensaban tener cuando inició esta campaña, lo retrasaron una temporada más.

La clave será el desarrollo de Edwards y como puede ir creando la química con Towns, conocerlo mejor y el impacto que puede tener en su juego, para evitar en 2022 ser otra vez uno de los peores equipos de la NBA.

El Nacional