Ejecutivo paraguayo anuncia nuevos cambios en Itaipú por escándalo de acuerdo

represa hidroeléctrica de Itaipú


Asunción, PARAGUAY, (EFE).- El Gobierno paraguayo anunció este martes dos nuevos cambios en la representación nacional de la represa hidroeléctrica de Itaipú, compartida con Brasil, tras el escándalo surgido por la firma de un acta de compra de energía y la exigencia de la opinión pública de nombrar a expertos en la materia.

La primera designación que se conoció este martes fue la de María Antonia Gwynn como consejera de la Binacional, aunque todavía se desconoce a quién reemplazará dentro del Consejo de Administración.

El mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, anunció el nombramiento en sus redes sociales y se refirió a Gwynn, abogada experta en Derecho Internacional, como “una de las mentes más brillantes” de Paraguay.

Gwynn, que en la actualidad reside en Alemania, donde ejerce como docente y catedrática, llegará a Asunción el 28 de agosto, fecha en la que se conocerá el nombre del consejero al que sustituirá, según informó a los medios el jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, Julio Ullón.

“Estamos repatriando a una de las mejores mentes del país en Derecho Internacional para trabajar en un equipo multidisciplinario dentro del Consejo de Administración de Itaipú”, señaló Ullón, al tiempo que recalcó que la futura consejera realizó estudios y publicaciones académicas sobre el Tratado de Itaipú de 1973.

El otro movimiento que se conoció este martes fue la destitución de la directora financiera del lado paraguayo de Itaipú, Mónica Pérez Dos Santos, que será relevada por Fabián Domínguez, hasta ahora viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

“El director general (del lado paraguayo de Itaipú), Ernst Bergen, solicitó el concurso de Fabián Domínguez para el cargo de director financiero de Itaipú”, expresó Ullón.

El Gobierno paraguayo no descarta nuevos cambios entre sus representantes en los altos cargos de Itaipú “con miras a la revisión del Anexo C”, relativo a las cuestiones financieras que Brasil y Paraguay tendrán que renegociar en 2023, 50 años después de la firma del Tratado.

Sin embargo, estos nuevos nombramientos también responden al intento del Gobierno por calmar a la ciudadanía y a la oposición, después de las protestas y la amenaza de juicio político a Abdo Benítez y al vicepresidente, Hugo Velázquez, por la firma de esa acta con Brasil, por la que ambos fueron tachados de “traidores de la patria” y acusados de ceder ante los intereses del Gobierno de Jair Bolsonaro.

El documento se acordó en mayo, pero no se hizo público hasta finales de julio, cuando renunció el entonces presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Pedro Ferreira.

El acta, que incluía un cronograma de compra de energía hasta 2022, fue criticado por la oposición, que vio en él una actuación con “secretismo” por parte del Gobierno y que les sirvió para pedir el juicio político.

El Ejecutivo intentó frenar la crisis con la renuncia de cinco altos cargos, entre ellos el excanciller Luis Alberto Castiglioni y el exdirector paraguayo de Itaipú José Alberto Alderete, y con la anulación del acta.

Alderete fue sustituido por Ernst Bergen, quien ocupó las carteras de Industria y Hacienda entre 2003 y 2007, bajo el Gobierno de Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), del gobernante Partido Colorado.

Unas semanas después de la renuncia de Alderete, también salió del Consejo de Administración Juan Carlos Barreto y su cargo pasó a ser ocupado por Gerardo Blanco, doctor en Energía.

El Anexo A del Tratado de Itaipú, firmado por Brasil y Paraguay en 1973, establece que el Consejo de Administración de la Binacional estará integrado por seis miembros nominados por el Gobierno brasileño y otros tantos por el Gobierno paraguayo.